Junta

Metrovacesa incorpora a su consejo a cinco miembros de Sacresa, El Monte y Expo-an

La junta general de accionistas de Metrovacesa aprobó hoy el nuevo consejo de administración formado por 14 miembros y al que se incorporan cinco miembros de Sacresa, Caja de Ahorros El Monte y Expo-an tras adquirir la participación que tenía Cartera Deva y el fondo de inversiones Adia, de Abu Dhabi.

Así lo reiteró el presidente de Metrovacesa, Luis Rivero, al término de una junta en la que los accionistas manifestaron su preocupación tanto por la actual opa que Bami lanzó sobre un 10% de su capital como por la futura fusión entre ambas inmobiliarias.

Rivero presentó a los nuevos consejeros designados por Sacresa (Román Sanahuja Pons, Román Sanahuja Escofet y Javier Sanahuja); por Expo-an a Luis Portillo (adquirió el 2 %); por la Caja de Ahorros El Monte a su presidente, Juan Manuel Bueno Lindón y al abogado y empresario Domingo Díaz de Mena. Bami reeligió a los consejeros Joaquín Rivero, Ignacio López del Hierro, Manuel González y José Gracia Barba y como independientes a Emilio Zurutuza Reigosa y Santiago Ybarra, mientras que por el fondo PGMM, continúan Juan Sureda y Javier Fernández.

METROVACESA 6,39 0,95%

"Aunque el Consejo está formado por 14 miembros, puede disponer de hasta 20 consejeros, aunque nosotros lo ampliaremos en cuatro más, que probablemente provengan de las Cajas o independientes e incluso de Bami, ya que tenemos la autorización de llegar al 50%, pero no creo que lo utilicemos", agregó Rivero. Los nuevos accionistas que entran en el Consejo indicaron que deben estudiar el folleto de la opa para decidir si acuden a ella y señalaron su apuesta por Metrovacesa y Bami tras efectuar "una inversión inmobiliaria y no financiera".

Rivero dijo que "a los accionistas ya he avanzado que Metrovacesa incrementará un 44% su beneficio neto hasta los 180 millones de euros este ejercicio (tras llegar a los 125 millones en el 2002)" y esos resultados "crecerían otro 20 % si Bami y Metrovacesa ya estuvieran fusionadas".

Tras repasar las "extraordinarias" cuentas de 2002, éstas fueron aprobadas, al igual que el reparto de un dividendo de 0,95 euros por acción y la ampliación de capital de una acción por cada 20, totalmente liberada para el accionista, así como la designación de Deloitte & Touche y BDO Audiberia como auditores.

Rivero insistió en el excelente futuro de la compañía "que tras cerrar actividades exteriores que generaban gastos en los primeros meses del 2003 se han acometido inversiones que triplican lo desinvertido, elevando las tasas de rentabilidad" por los productos estratégicas (oficinas, centros comerciales y hoteles).