Banca

BBK blinda sus estatutos para dificultar la emisión de cuotas participativas

BBK quiere poner difícil la emisión de cuotas participativas. Su asamblea aprobó en la reunión del pasado sábado una modificación de los estatutos mediante la cual será necesario el visto bueno de dos tercios de los asistentes, previa asistencia de la mayoría de consejeros, para poder poner en circulación este instrumento financiero.

La asamblea, que supuso la despedida de José Ignacio Berroeta como presidente -el máximo responsable a partir de septiembre será Xabier de Irala- aprobó igualmente la adaptación de los estatutos a la Ley Vasca de Cajas. BBK se convierte así en la primera caja vasca que lo hace.

La asamblea de Kutxa rechazó la adaptación a la Ley y todavía no ha convocado una nueva reunión. La asamblea de Vital celebrará su reunión el próximo día 18 de julio, aunque su consejo de administración se ha manifestado en contra al considerar que es demasiado intervencionista.

En un encuentro con periodistas previo a la asamblea del sábado, Berroeta señaló que en la Ley 'hay cosas que a algunos no nos gustan'. Respecto al relevo en la presidencia de la BBK, afirmó que Irala es 'el hombre ideal' y anotó que no cree que una fusión esté en la agenda de su sucesor. Así y todo, reconoció que 'todo se puede producir'.

La asamblea del sábado aprobó también la puesta en marcha de una banca solidaria para ayudar a colectivos desfavorecidos, que contará con recursos aportados por los impositores y por la propia BBK.