Resultados

La junta de Indra acuerda subir un 29% el dividendo

La junta de accionistas de Indra aprobó este sábado repartir un dividendo de 10,9 céntimos de euro brutos por acción a partir del 15 de julio, lo que representa un aumento del 29% respecto al distribuido el año pasado.

Este dividendo supone elevar el pay-out (porcentaje del beneficio destinado a dividendo) hasta el 28%, mientras que en los años anteriores se situó en un rango de entre el 25% y 26%. Indra destinará con ello al pago de dividendos cerca de 15 millones de euros.

Los accionistas también dieron su aprobación al nuevo reglamento de la junta y a la modificación del artículo 30 de los estatutos de la compañía para dotar de regulación a la comisión de auditoría y cumplimiento, ya existente en la sociedad desde 1999.

Buen gobierno

Las propuestas tenían por objeto adaptar las normas de gobierno corporativo a las nuevas tendencias y recomendaciones, y mantenerlas ajustadas a los mejores estándares nacionales e internacionales.

Asimismo, se aprobaron las cuentas anuales correspondientes a 2002, que recogen un crecimiento del 13% en los ingresos totales, del 11% en el margen operativo y del 15% en el resultado operativo, frente a la caída del 38% de media de las compañías europeas.

El presidente de la empresa, Javier Monzón, subrayó la favorable evolución de Indra en los tres últimos años, un período de crisis para el sector, con todas las compañías presentando comportamientos negativos.

En contraste con este panorama general, señaló que Indra ha crecido de forma relevante año a año, logrando una tasa anual acumulada media superior al 20%, tanto en ventas como en resultados, con crecimientos significativos en sus distintos negocios y mercados.