Energía

Endesa y Cristian Lay controlarán el 94% de Gas Extremadura

El grupo extremeño Cristian Lay, que encabeza en España la fabricación y venta por catálogo de moda, cosmética, joyería y marroquinería, y Endesa han dado un golpe de mano en el accionariado de Gas Extremadura, la compañía que distribuye esta fuente de energía en 25.000 hogares y empresas de la región.

Ambos accionistas han elevado hasta el 47%, respectivamente, su porcentaje del capital tras la venta por parte del grupo Alfonso Gallardo, el conglomerado siderometalúrgico extremeño que factura más de 300 millones de euros al año, de su parte en Gas Extremadura. Paralelamente, las dos cajas de ahorros extremeñas, Caja Extremadura y Caja Badajoz, han reducido su participación al 3% en cada caso, según publica El Periódico Extremadura.

Refinería

La recomposición accionarial en la empresa energética se debe a la materialización del deseo por parte del industrial Alfonso Gallardo de abandonar Gas Extremadura. El principal empresario de la comunidad extremeña tiene en marcha la construcción de una planta cementera en Alconera (Badajoz), en la que invertirá 90 millones de euros y que podría estar en funcionamiento el próximo año. Es la primera cementera que se construirá en Extremadura.

Gas Extremadura se nutre de las dos grandes arterias que cruzan la región: el gasoducto que, procedente del Argelia, cruza la provincia de Badajoz a la altura de Córdoba; y el conducto que une Almendralejo (Badajoz) con Oviedo. A partir de esta infraestructura, la distribuidora extremeña lleva el gas a una docena de grandes poblaciones a través de 300 kilómetros de red propia. La empresa tiene previsto lograr 6.500 nuevos clientes este año. En 2002, el volumen de gas distribuido aumentó un 18,3% en el sector industrial y un 58,6% en el tramo doméstico.

En el sector energético de la región, el pasado viernes el presidente de la comunidad autónoma, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, anunció la construcción de una refinería de petróleo, que desarrollan promotores extremeños con un socio tecnológico. El proyecto supondrá una inversión de 961 millones de euros, crearía 2.500 puestos de trabajo y sacaría al mercado 200 productos distintos.