Consumo

Signos de recuperación de la demanda española

Los indicadores de consumo privado continúan reflejando leves indicios de reactivación, si bien aún es temprano para confirmar que dicha recuperación se consolidará. La inversión empresarial parece retomar la aceleración que dibujaba a finales de 2002. Por último, la inversión en construcción comienza a mostrar signos de mejora.

En el mes de mayo, la confianza de los consumidores volvió a aumentar. Su tendencia continúa siendo claramente decreciente, sin embargo, con los últimos datos ha aminorado su ritmo de caída. Parece que la reactivación de la actividad económica comienza a traducirse en una leve mejora de las expectativas familiares.

Las disponibilidades de bienes de consumo han crecido en abril un 4,5% en tasa interanual, por encima de lo previsto. La tendencia es de nuevo creciente y muestra una suave aceleración. Los datos del primer trimestre han estado influidos por la incertidumbre generada en torno al conflicto bélico de Irak. Sin embargo, esperamos un repunte en el segundo trimestre, terminando el año 2003 con un crecimiento del 2,7%.

Durante el mes de abril, el índice de renta salarial creció un 3,9%. Su tendencia ha frenado la desaceleración que venía exhibiendo en los últimos meses. Para el año 2003, esperamos un crecimiento del 3,4%.

Entre los indicadores de inversión empresarial, las disponibilidades de bienes de equipo han crecido en abril un 6,6% en tasa interanual, por encima de nuestra previsión. La tendencia ha retomado la senda de recuperación que presentaba antes de la crisis bélica y esperamos que el indicador cierre el ejercicio actual con un crecimiento del 2,5%.

Por otro lado, la matriculación de vehículos de carga ha crecido en el mismo mes un 9,2%. Los dos últimos datos, que han sido superiores a lo previsto, han provocado una notable aceleración de su tendencia.

La previsión de crecimiento para el conjunto del año apunta al 6,7%, que contrasta con la caída del 6,0% del año 2002.

En cuanto a la inversión en construcción, el consumo aparente de cemento ha crecido durante el mes de mayo un 3% en tasa interanual, en línea con nuestra previsión. La tendencia refleja, con los últimos tres datos, una moderada aceleración.

Alivio momentáneo de las tensiones deflacionistas en Alemania

En Alemania, la tasa provisional de inflación interanual de junio es del 1%, superior a lo esperado y tres décimas mayor a la de mayo, lo que alivia, de momento, las tensiones deflacionistas. Esperamos que la tasa de inflación ronde este nivel a lo largo de todo el año. Este control da margen a la autoridad monetaria europea para alguna otra bajada de tipos. Sin embargo, la lentitud con que el consumo privado y la inversión están reaccionando a la política monetaria expansiva mantiene los peligros de deflación, desincentivando las actividades inversoras y productivas de las empresas.

En mayo, los indicadores de consumo privado franceses han ofrecido signos mixtos. La confianza familiar (que ofreció su peor momento en marzo) mejoró en abril y nuevamente en mayo. Sin embargo, los indicadores de demanda efectiva han sido más débiles de lo previsto. El consumo familiar de manufacturas registró una sorpresa negativa, por primera vez en el último semestre, muy influido por el débil tono de la compra de bienes de consumo duradero. Por el momento, no consideramos este dato significativo y prevemos una estabilidad en el patrón actual de crecimiento del consumo privado.

En el Reino Unido, la inflación interanual del índice general (RPI) y del subyacente (RPIX) cayó una décima en mayo, colocándose en el 3% y 2,9%, respectivamente. Continúa la preocupación por crecimiento del RPIX, que por séptimo mes consecutivo supera el objetivo del 2,5%. Ello dificulta nuevas bajadas de tipos para la autoridad monetaria.

En Argentina, el PIB del primer trimestre creció un 5,4% interanual, ligeramente por encima de nuestra previsión. Es el primer incremento anual positivo desde el tercer trimestre de 1998. El consumo privado creció un 2,2% interanual y contribuyó con 1,5 puntos porcentuales al crecimiento agregado. La inversión bruta fija en construcción se expandió un 22,6% interanual y contribuyó al producto con 2,2 puntos porcentuales. Así, la demanda interna se ha convertido en motor del crecimiento durante este primer trimestre, con una participación de 5,6 puntos porcentuales a la expansión del PIB.

En Brasil, las exportaciones crecieron en mayo un 6,8% interanual.

Mejora la confianza de los consumidores en Estados Unidos

Los indicadores de demanda reflejan que la economía americana ha crecido de forma modesta en el segundo trimestre de 2003. De cara al segundo semestre seguimos manteniendo expectativas de reactivación. Entre otros factores, la favorable evolución de los indicadores de expectativas (consumidores y empresarios), unido al freno en el deterioro del mercado laboral y la recuperación de los mercados de renta variable avalan dichas expectativas. Los indicadores de consumo publicados recientemente ponen de manifiesto que el consumo privado mantiene un modesto ritmo de crecimiento. El hecho más destacado es que la confianza de los consumidores está evolucionando muy favorablemente. En abril el índice aumentó 18,3 puntos y 5,3 puntos en mayo manteniéndose prácticamente estable en junio (caída de 0,1 puntos). El componente de expectativas futuras (que es un indicador adelantado de consumo) aumentó 23,4 puntos en abril, 9,7 puntos en mayo y 1,4 puntos en junio. En principio valoramos muy positivamente estos datos.