Arte

Los bancos muestran sus tesoros

Pedro Salazar Mendoza, todo un personaje en el Toledo del siglo XVI, encargó en 1608 a El Greco la decoración del altar mayor y colaterales del hospital de San Juan Bautista de esa ciudad. Los lienzos, inconclusos al fallecimiento del artista, corrieron distinta suerte. Uno de ellos, una Anunciación, acabó en la colección del marqués de Urquijo, y de él pasó al banco de su apellido, una de la entidades que tras sucesivas fusiones ha configurado el actual Santander Central Hispano. El cuadro, recientemente restaurado, se exhibe ahora limpio en la muestra La exaltación de las artes (Sala de Exposiciones de la Fundación Santander Central Hispano, Marqués de Villamagna, 3), que recoge un más de un centenar de piezas escogidas de la colección del banco.

La Anunciación es una 'pieza cumbre', en palabras del comisario José Manuel Cruz Valdovinos. Como el Estudio de una calavera, de Joaquín Sorolla, una de las pinturas de la muestra Pintura española en la Colección BBVA. Del romanticismo a la modernidad que el banco expone hasta mañana en Madrid (Palacio del Marqués de Salamanca, Recoletos, 10) y a partir de octubre en Bilbao (Edificio de San Nicolás). El cuadro fue regalado por el artista valenciano al conde de Gimeno y de la viuda de éste pasó al conde de Romanones, ingresando, después, en la colección del Banco Exterior de España, luego integrada en la de Argentaria.

De Goya a Chillida

Las colecciones que aportaron los Bancos Urquijo y Exterior de España al SCH y BBVA, respectivamente, son la joya de la corona de los patrimonios artísticos de los dos grupos. Un conjunto digno de museo, en el que sobresalen Goya, Picasso, Rubens, Van Dyck, Alonso Cano, Murillo, Zurbarán, Sorolla, Zuloaga, Iturrino, Regoyos, Tàpies, Barceló o Chillida.

Las colecciones institucionales de hoy han asumido el papel desempeñado en el pasado por el coleccionismo real y otros personajes poderosos y, en el fondo, también vienen a ser la expresión de una forma de poder, opina Javier Aguado, director de la Fundación Santander Central Hispano.

Son patrimonios enriquecidos con la aportación de sucesivas entidades. En el caso del SCH, el núcleo básico es la antigua colección del Banco Urquijo. Cuando en 1983, el desaparecido Banco Hispano Americano asume el Urquijo, también integra varias obras maestras: la citada Anunciación de El Greco, una Inmaculada de Juan de Juanes, Retrato del marqués de Leganés, de Van Dyck, Floridablanca, de Francisco de Goya, que hoy está colgado de las paredes del Banco de España, Retrato de Michel Ophovius, de Rubens, y Desembarco de la Infanta Mariana de Austria, de Mico Spadaro. A este núcleo, se suman los famosos fondos de las Bodas de Camacho que José María Sert realizaría para el comedor del Waldorf Astoria de Nueva York, aportados por el Urquijo Unión. Otro grupo amplio de obras proviene de las entidades regionales (Banco de San Sebastián, Gijón, Gallego, Aragón, Granada, Jerez, Fomento e Industrial de León). Entre las recientes adquisiciones, se encuentran los cuadros El obispo Jan van Malder, de Van Dyck, La imposición del nombre de Jesús, de Valdés Leal, y Panneau, de Julio Romero de Torres.

El BBVA ha configurado su patrimonio artístico a partir de lo aportado por Argentaria y por el BBV. El resultado es una colección de predominante acento español, con presencia de Murillo, Juan Carreño de Miranda, Goya, los grandes nombres del siglo XIX y una representación casi al completo del arte de la segunda mitad del siglo XX, que compensa la escasez de Picasso, Gris, Miró o Dalí. Obras que se exhiben en los edificios del banco y, sobre todo, en los de carácter singular y que también se muestran al público (en los dos últimos años, el BBVA ha organizado dos exposiciones, además presta entre 30 y 40 obras cada año a museos y fundaciones).

Colección SCH

La colección tiene catalogadas más de 1.000 obras. Reúne pintura de arte español desde fines de la Edad Media hasta la actualidad, así como pintura flamenca, holandesa, italiana y francesa de los siglos XVI y XVII. El patrimonio comprende, además, un conjunto de numismática formada por 2.218 monedas de todas las épocas y metales.

Colección BBVA

El patrimonio artístico está integrado por más de 3.000 obras. Su conservación depende de un responsable de Patrimonio que cuenta con un equipo de tres personas y con el asesoramiento externo de especialistas en arte. Actualmente se está procediendo a la unificación de criterios para una catalogación rigurosa de la colección.