Valor a examen

JP Morgan concede a Colonial un potencial de subida del 17%

Los analistas de JP Morgan apuestan por Colonial. El banco de inversión aconseja a sus clientes sobreponderar los títulos de la compañía en sus carteras. Además, ha elevado el precio objetivo de Colonial a 18,5 euros por acción desde 18 euros. La nueva valoración concede a los títulos de la inmobiliaria un potencial de subida del 17,38% con respecto al precio de cierre de ayer.

Aunque los analistas del banco de inversión no esperan que Colonial cotice a los mismos múltiplos que sus homólogos, sí consideran que el valor ofrece un descuento injustificado. 'Tras analizar el comportamiento del sector en Bolsa, especialmente en el Reino Unido, que se ha revalorizado un 14% en un mes, creemos que Colonial es uno de los pocos valores de calidad que ofrecen un significativo potencial de subida desde un punto de vista de análisis fundamental', explican.

Colonial ofrece actualmente, según JP Morgan, una rentabilidad por dividendo del 4,9% y cotiza a un PER (número de veces que el beneficio está recogido en la cotización) de 11,1 veces, lo que representa un descuento del 45% con respecto al valor bruto de sus activos.

El banco de inversión estadounidense recomienda a sus clientes sobreponderar los títulos de la inmobiliaria en sus carteras

Uno de los aspectos más positivos de Colonial, según JP Morgan, es que su cartera de oficinas se concentra principalmente en los distritos urbanos y de negocios de Madrid y Barcelona, lo que le asegura una mayor rentabilidad y le protege en mayor medida contra una caída de la demanda de locales.

Además, el banco de inversión recuerda que Colonial tiene un fuerte potencial de crecimiento del beneficio por acción (BPA) en los próximos tres años. En concreto, JP Morgan prevé que las ganancias de la compañía ofrezcan un crecimiento anual medio acumulado (CAGR, por sus siglas en inglés) del 6,9% en el periodo.

Los expertos también destacan que Colonial no ha entrado en la guerra de precios a la hora de adquirir inmuebles. 'El mercado se caracteriza en la actualidad por unos alquileres planos o en declive y por un incremento de los inmuebles sin alquilar', recuerda JP Morgan. 'Hay un elevado riesgo de que las inmobiliarias hayan pagado de más, y creemos que Colonial ha hecho bien en evitar esta tendencia'.

Entre los principales riesgos de Colonial se encuentra la corta duración de sus arrendamientos. Los alquileres de la compañía se prolongan una media de 2,9 años, frente a los 8,5 años del sector.

'Debido a esta característica, hay riesgo de que la tasa de inmuebles vacantes de Colonial aumente significativamente, ya que la renovación de los arrendamientos se hace más difícil en un entorno donde el espacio para nuevas oficinas está rápidamente disponible', señalan.