Regulación de mercados

EE UU obligará a aprobar en junta los pagos de acciones a directivos

La SEC ha hecho caso de las quejas de los accionistas sobre los pagos excesivos a ejecutivos. La retribución en forma de acciones (opciones sobre acciones y, las más populares ahora, acciones restringidas) puede provocar conflictos de intereses y diluir el valor de los títulos, y por ello el regulador del mercado pide que estos pagos sean aprobados por los accionistas. La SEC publicará la próxima semana esta norma, que requerirá que las compañías que coticen en mercados de EE UU tengan que someter a la aprobación de los accionistas todas las compensaciones que tengan que ver con concesión de cualquier tipo de acciones.

Empresas extranjeras

Si no se establecen cláusulas especiales de exclusión, podría tener efecto en las empresas extranjeras que coticen en los mercados de EE UU, como Endesa, Repsol, Telefónica, Santander o BBVA. La SEC no concretó si se establecerán o no cláusulas especiales para valores extranjeros.

La nueva norma regula también el comportamiento de los inversores institucionales en las juntas y estipula que, a menos que tengan una autorización expresa y precisa sobre este punto por parte del accionista al que representa, se les prohibirá votar.

La SEC mandará la nueva normativa a mercados como la Bolsa de Nueva York o Nasdaq. Pedirá a sus responsables que incluyan esta regulación como uno de los estándares exigidos para cotizar en estas plazas bursátiles, estándares que son obligatorios para las compañías y que, a su vez, tienen que ser aprobados por la SEC. El regulador del mercado ha respondido de este modo a la preocupación y las denuncias de los inversores. La polémica se agudizó hace pocos días, cuando una firma independiente de análisis de gobierno corporativo, The Corporate Library, hizo público que cada vez más ejecutivos, sobre todo de empresas del S&P 500, reciben fuertes aumentos de compensaciones, incluso en momentos complicados para la empresa. Estos aumentos no llegan a través del salario base, sino por el crecimiento de las compensaciones relacionadas con las acciones.

Hasta ahora, los accionistas sólo votaban sobre estos pagos si no formaban parte de un amplio plan de compensaciones. En el caso de que no se tratara de un pago excepcional a algún ejecutivo, se consideraba que era una decisión de negocios ordinaria y, por lo tanto, sometida a su discrecionalidad.