Unión Europea

Las comisiones por transferencias en la UE se abaratan desde el 1 de julio

El coste de una transferencia a otro país europeo será el mismo que el de una nacional desde el próximo martes, cuando entra en vigor el reglamento europeo aprobado el año pasado. Esto supondrá un considerable ahorro para los clientes que por el momento han llegado a pagar hasta 24 euros por un envío de 100 euros.

La Comisión Europea (CE) cree que equiparar estas tarifas conllevará una rebaja. Pese a que el volumen es poco significativo dentro del total de transferencias y sólo una de cada cien va al exterior, a Bruselas no se le escapa que las entidades financieras puedan querer compensar esta caída aumentando los precios de las comisiones para transferencias nacionales. La CE calcula que una posible subida en pagos nacionales podría rondar los 0,25 euros.

Para beneficiarse de esta equiparación de tarifas, las transferencias transfronterizas no podrán ser superiores a los 12.500 euros. Este límite aumentará a 50.000 euros desde el 1 de enero de 2006. Además, el ordenante de la transferencia asumirá todo el coste, que en ningún caso podrá ser asumido por el destinatario. Y otros dos requisitos de trámite: el cliente deberá facilitar a su entidad financiera dos códigos: el IBAN (número de cuenta bancaria internacional) y el BIC (código de identificación del banco) del beneficiario.

Para comunicar a los usuarios el nuevo proceso, la banca distribuirá folletos informativos y, a partir del 1 de julio, en todos los extractos bancarios figurarán el IBAN y el BIC del titular de la cuenta.

Las empresas que efectúen operaciones transfronterizas también deberán incluir estos datos en sus facturas. La CE ha pedido la colaboración de los usuarios con el fin de garantizar que se cumpla la igualdad de comisiones por parte de la banca.

Por su parte, el comisario europeo de Mercado Interior, Frits Bolkestein, señaló que 'las elevadas comisiones de las transferencias transfronterizas constituían un verdadero obstáculo a la libre circulación'. El reglamento busca armonizar los pagos dentro de la UE. Mientras, la Federación Bancaria Europea, que fue muy crítica con esta exigencia en su día, señaló ayer en un comunicado que las entidades han establecido 'estándares rigurosos para garantizar' una aplicación 'eficiente' de la norma.

La equiparación de comisiones para operaciones nacionales y transfronterizas ya se aplicaba desde julio de 2002 para las extracciones de dinero en cajeros automáticos.