Alimentación

Ebro Puleva vende por 4,3 millones su 50% en Carmencita y Mandarín

Ebro Puleva ha vendido el 50% que poseía en la empresa Jesús Navarro, fabricante de especias, infusiones y condimentos con marcas como Carmencita, Amalur, Mandarín y Siesta, por un importe de 4,3 millones de euros. Dicho porcentaje ha sido adquirido por la familia fundadora, que mantenía la gestión de la compañía. æpermil;ste ha sido uno de los motivos que han impulsado la salida de Ebro Puleva. El grupo agroalimentario consideraba esta participación como 'una inversión financiera' y, por tanto, la venta se enmarca dentro de la política de la compañía de desinvertir en negocios no estratégicos, según un portavoz de Ebro Puleva.

El grupo, que ha obtenido una plusvalía de 2,2 millones de euros con esta operación, adquirió el 50% de Jesús Navarro en 1990 que entonces tenía como marca estrella la especializada en azafrán, Carmencita. Ebro Puleva aportó, a través de Proalimen, las otras marcas (Mandarín, Siesta y Amalur) y durante los años posteriores se fue ampliando la gama de productos.

Esta compañía facturó el año pasado en torno a los 30 millones de euros, según fuentes de la empresa.

Ebro Puleva, que pretende centrarse en sus principales líneas de negocio: azúcar, lácteos y arroz, ya vendió el año pasado sus participaciones en empresas como Proterra, Ciapsa, Progando, Vasco de Gama o Tauste. En el sentido contrario, recientemente adquirió las marcas de arroz de Kraft Food en Alemania, Austria y Dinamarca.