Producción

Dogi duplica la producción en China y deja de fabricar en México

Dogi ha aumentado la capacidad de su factoría china de Nanjim, hasta cuatro millones de metros de tejido, y ya prepara una nueva ampliación que supondrá duplicar la producción en los dos próximos años. Así, la compañía situará la capacidad en ocho millones de metros 'con una inversión mínima de ocho millones de euros', afirmó ayer el vicepresidente de Dogi, Ferran Conti.

La factoría asiática recibirá el 85% de la maquinaria desde la planta de México, que finalmente ha optado por cerrar. La compañía de la familia Doménech abastecerá a los clientes mexicanos desde la factoría china y desde la central de El Masnou (Barcelona). Dogi reducirá también la actividad de la factoría alemana. En total, ha reducido 250 empleos en lo que va de año (especialmente en México), con lo que la plantilla queda en 1.700 trabajadores.

La junta aprobó una ampliación de capital de 24,85 millones. El presidente de Dogi, Josep Doménech, aseguró que suscribiría 23 millones.