OPV

El holding de mercados asegura que su liquidez refrenda su deseo de salir a bolsa

Bolsas y Mercados Españoles (BME) registró un beneficio bruto de 38,7 millones durante los cinco primeros meses de este año, que se suman a los 30,2 obtenidos en el último trimestre de 2002, fecha en la que se realizó el balance consolidado de apertura del nuevo holding, que agrupa a los diferentes mercados financieros españoles. Los ingresos operativos hasta mayo ascendieron a 71,9 millones de euros, mientras que el Ebitda alcanzó los 38,6 millones.

Así lo ha anunciado hoy el presidente del holding, Antonio Zoido, antes de calificarlos de "aceptables" y "adecuados" para afianzar su posición. "La ampliación de la presencia internacional de los mercados españoles es clave y vamos a continuar muy atentos a la evolución e iniciativas de los grandes meracados alternativos, desde el realismo de nuestra dimensión, pero sin subordinaciones que paralicen los proyectos propios del mercado español", apostilló.

Salida a Bolsa

La liquidez de 457 millones aporta, según Zoido, la dimensión requerida para acometer su salida a bolsa, un objetivo que es "deseo y estrategia expresa" desde la fundación del holding, pero matizó que no existe "ninguna inquietud de calendario".

Por otro lado, el proceso de integración societario culminará en septiembre con la incorporación del Banco de España al accionario a través de una ampliación de capital. El Banco de España entregará las acciones que posee en Iberclear a cambio de una participación en el holding. No obstante, Zoido subrayó que la participación del instituto emisor en BME es "temporal" y no responde un interés "de control ni tiene vocación de perpetuidad, pero es una importante muestra de compromiso con el proyecto".

Contratación y retribución a los accionistas

El volumen de contratación de acciones en los cinco primeros meses de este año superó los 300.154 millones de euros, lo que convierte a este holding en la cuarta bolsa de Europa, por detrás de Londres, Euronext y la Bolsa alemana. El mercado de warrants negoció 12,3 millones y el volumen de primas ascendió a 782 millones, el doble que en el mismo período del año anterior. La contratción de renta fija emitida por el sector público creció un 20%, hasta 1,1 billones, mientras que el mercado de renta fija privada ascendió a 144.995 millones, un 22% más. Además, el consejo de administración de BME ha aprobado el pago de un dividendo de 0,22 euros por acción, que se hará efectivo a partir del próximo día 30 de junio, con cargo a los beneficios del ejercicio 2003. Esta retribución se une a los 22 céntimos ya abonados en marzo de este año y supone un pay-out del 50%.