Ahorro

Las transferencias bancarias entre países de la UE costarán lo mismo que las nacionales

Las transferencias bancarias comunitarias se equiparan en precio a las nacionales a partir del 1 de julio, lo que supondrá un gran ahorro para los ciudadanos, ya que hasta ahora debían pagar una media de 24 euros por un giro de 100. Ahora, el gasto máximo por una transferencia dentro de la UE será de 0,25 euros.

Esta norma de equiparación de gastos entre las tarifas internacionales y nacionales, basada en el principio de la no discriminación, ya se aplicaba desde el mes de julio pasado para las extracciones de dinero en cajeros automáticos dentro de la UE.

La igualdad de comisiones se aplicará a las transferencias por un importe inferior a 12.500 euros y para poder utilizar este sistema, el cliente debe facilitar a su banco los códigos IBAN (Número de cuenta bancaria internacional) y BIC (Código de identificación del banco) del beneficiario. Para hacer llegar a los usuarios la existencia de este nuevo dispositivo, los bancos distribuirán folletos informativos y, a partir del 1 de julio, en todos los extractos bancarios figurarán el IBAN y el BIC del titular de la cuenta. Así, también las empresas que efectúen operaciones transfronterizas deberán incluir estos datos en sus facturas.