PER

El PER de las Bolsas aún duplica la media histórica

No habrán ido demasiado lejos las Bolsas en los últimos dos meses? æpermil;sta es la pregunta que se hacen los analistas tras el jarro de agua fría que han supuesto las primeras advertencias de beneficios.

Las ganancias registradas en los últimos dos meses (un 25% de media en EE UU y un 30% en Europa) empiezan a causar mal de altura. Las valoraciones de los mercados tomadas según el PER (veces que el precio de una acción contiene el beneficio) real siguen estando muy por encima de las medias históricas. Entre las Bolsas europeas y estadounidenses no es extraño ver cómo esta ratio se sitúa por encima de 30 en muchos casos, cuando la media de los últimos 25 años no supera las 18 veces.

El semanario estadounidense Barron's ilustraba esta semana que en 1982, cuando el PER de Wall Street era de 7,9 veces, la rentabilidad por dividendo de las Bolsas fue del 6,3%. Ahora, con un PER de 30, apenas alcanza el 2%.

Los analistas advierten que las previsiones de beneficios para el resto del año son muy optimistas

Las actuales valoraciones responden a unas expectativas de beneficios optimistas. El consenso del mercado apunta a un crecimiento anual del 16% para el S&P 500 y del 32% en el Stoxx 50, unos objetivos difíciles de cumplir para algunos expertos.

Según explican en un informe los analistas de Sabadell Banca Privada, estas cifras 'conllevan un gran riesgo de decepción'. Así, en Europa, hay que añadir el impacto final que pueda tener el alza del euro. En EE UU, además, las cifras de beneficios no siempre se ajustan a la realidad. Por ejemplo, pocas son las empresas que contabilizan como gasto los planes de opciones sobre acciones y menos aún las que ajustan en sus cuentas el efecto de los déficit en los fondos de pensiones para empleados. Estos expertos no dudan en señalar que las Bolsas estadounidenses 'presentan una sobrevaloración de en torno el 15%-20%, como mínimo'.

Otra señal que invita a pensar en unas expectativas infladas son las recientes advertencias de beneficios. 'Por el momento no se trata de un proceso generalizado, aunque sí puede resultar inesperado para muchos inversores que aguardaban la confirmación de que la situación económica está mejorando', señala José Luis Martínez, economista de Citigroup.

Jon Lonski, analista de Standar & Poor's, añadía ayer en una nota a inversores, que las caídas registradas en lunes en las Bolsas son una respuesta ante las dudas que generan los resultados empresariales del segundo trimestre. Asimismo, este analista considera que, pese a que la Reserva Federal no se encuentra en una situación muy holgada para acudir al rescate de las Bolsas, si finalmente decide hoy bajar los tipos, lo hará con el objetivo de restar presión a los mercados ante una posible desaceleración de los beneficios empresariales.

Rebote en un mercado bajista

La teoría de que la evolución de las Bolsas en los últimos dos meses es un simple rebote en un entorno de mercado bajista gana adeptos. Credit Suisse First Boston (CSFB), una de las firmas que hasta el momento habían creído en la sostenibilidad de las alzas, se cuestiona ahora el escenario bursátil. 'No tenemos claro si estamos en una fase del mercado bajista con unos niveles de sobrevaloración aguda', apuntan estos expertos en un informe reciente. Aun de resultar así, los analistas de CSFB consideran que es posible sacar partido de este tipo de situaciones.

Asumiendo como tesis que las Bolsas están todavía en el ciclo bajista, estos expertos subrayan que en anteriores ciclos similares el rebote bajista llegó a durar incluso un año, con ganancias para los que compraron en el punto más bajo y vendieron en el más alto entre el 30% y 50%. No obstante, destacan que los beneficios más jugosos tienen lugar entre la semana 30 y 35. De cumplirse esta teoría, aún quedarían 15 semanas más de alzas.