Seguridad

Microsoft venderá antivirus como parte de su campaña de seguridad informática

Ser una compañía en la que confiar. æpermil;se es el objetivo de Microsoft, a la que últimamente se ha criticado por los fallos de seguridad en sus productos y por la alta vulnerabilidad ante los virus.

El fabricante, con sede en Redmond, tiene puesto en marcha un programa (Informática de confianza) impulsado a raíz de una carta autocrítica que el propio presidente, Bill Gates, firmó en enero de 2002. Y los trabajos en busca de seguridad se han ampliado recientemente con la compra, por parte de Microsoft, de una empresa rumana especializada en antivirus.

Su nombre es GeCAD y aún no está claro en qué medida la tecnología adquirida será incorporada en el sistema operativo Windows. El vicepresidente de Microsoft, Mike Nash, aseguraba esta semana que 'muchos consumidores quieren que presentemos cara a los virus' y confirmaba que comenzarían a cobrar por esos servicios. El cuándo y los precios están aún por determinar.

La entrada oficial de Microsoft en este negocio a través de una compra no tiene demasiados entusiastas. Uno de los analistas de la consultora Forrester comentaba a la agencia AP que esta decisión era de 'tipo mafioso' al ofrecer protección adicional a clientes que estén dispuestos a pagar por ello. 'El mundo no quiere que Microsoft se convierta en un proveedor de seguridad, sino de productos seguros', sentenciaba el consultor.

Las empresas que comercializan antivirus han tenido en la debilidad de los sistemas operativos de Microsoft (presente en más del 95% de los ordenadores del mundo) un gran filón. Distintas entidades habían advertido, con anterioridad a esta compra, que la apuesta de Bill Gates por este negocio pasaría factura.

Socios competidores

Microsoft ha trabajado hasta ahora con fabricantes de antivirus como Symantec y Network Associates, propietarios de las marcas Norton y McAfee, pero la entrada del primer desarrollador mundial de software es un aviso de que no está dispuesto a perder este rentable negocio.

Ya se veía venir. Aunque no se espera a corto plazo un rediseño del mercado de los antivirus, la citada Network Associates señalaba en noviembre que cualquier avance de Microsoft en este sentido podría poner contra las cuerdas a sus productos por 'obsoletos y apartados del mercado'.

Symantec también señaló en sus previsiones que un movimiento como éste 'puede hacer bajar la demanda de sus productos o retrasar la entrada de los nuevos en el mercado'.