_
_
_
_
_
Fondos

Biotecnología a golpe de titular

Nuestro gestor del fondo biotecnológico afirma que ésta es una inversión ideal para sus hijos, porque su vocación es a muy largo plazo', cuenta Ramón Esteruelas, director de clientes institucionales de ING Investment Management. 'Es una inversión muy a futuro porque en cuanto una compañía consigue desarrollar un fármaco puede triplicar sus ventas'. El sector biotecnológico vive un momento dulce, que ha permitido que muchos fondos que invierten en estas compañías alcancen revalorizaciones de hasta el 40% en los últimos tres meses. El repunte a que ha asistido el sector ha venido motivado por las últimas noticias procedentes de Estados Unidos, y en especial las referidas a los buenos resultados de un anticancerígeno de la compañía Genentech en la tercera fase de pruebas, las que ya se experimentan en seres humanos.

'Genentech, la segunda mayor biotecnológica, sorprendió a todo el mundo con información muy positiva de la fase tres de evaluación de Avastin, un fármaco para cáncer de colon. Las acciones de otras compañías de oncología subieron en tándem a medida que los inversores se centraron en esta área', explica en un informe Evan McCulloch, gestor de Discovery Fund de Franklin Templeton.

Las compañías biotecnológicas se mueven a golpe de noticia, lo cual las convierte en extremadamente volátiles a corto plazo. La cotización de una de ellas puede experimentar una subida extraordinaria si se aprueba uno de sus fármacos o incluso si logra ir avanzando en las fases de pruebas, pero se puede desplomar si, por ejemplo, el fármaco en cuestión es rechazado para su comercialización por parte de las autoridades sanitarias o si las expectativas puestas en él fracasan. En España, el caso más claro es el de Zeltia, que gana en torno a un 60% desde comienzos de año gracias a las expectativas puestas en su fármaco Yondelis.

'El optimismo del mercado se ha debido en parte a la actitud más favorable de la Administración de Alimentación y Fármacos estadounidense organismo encargado de aprobar los medicamentos, que planea mejorar la eficiencia de su trabajo realizando una reestructuración interna', explican en DWS Investments, gestora del grupo Deutsche Bank. 'Está haciendo todo lo que puede para agilizar sus procesos de aprobación y estudia contactar con las compañías si identifica cualquier error u omisión cuando los fármacos son sometidos a aprobación'.

El sector, asimismo, se ha beneficiado en Bolsa de toda una corriente de fusiones y adquisiciones que, como en otros sectores del mercado, anima las cotizaciones. No es raro, ya que las empresas biotecnológicas suelen ser de tamaño mediano o pequeño, lo que facilita su adquisición por parte de otras compañías. Más aún cuando el sector ha sufrido una caída media superior al 30% en los últimos tres años, arrastrado por el estallido de la burbuja tecnológica. Los precios de las acciones de cara a una posible compra son sin duda más baratos ahora que entonces.

'Las perspectivas para el sector han mejorado en el pasado reciente', asegura Edward Moolenburg, gestor del fondo biotecnológico de ABN Amro Asset Management. 'Hemos asistido a algunas sorpresas positivas en datos clínicos para un buen número de productos potenciales, como el Avastin de Genentech', continúa. 'Además, las ventas de productos y las tendencias de crecimiento de beneficios son generalmente positivas, cada vez más compañías están entrando en beneficios'.

Moolenburg, sin embargo, advierte de los riesgos que arrastra el sector, como la elevada volatilidad de las acciones. La confianza en una compañía puede depender de un solo producto, y muchas de ellas, en pérdidas, pueden necesitar más capital en el futuro.

Las empresas corren el riesgo, además, de que ese producto fracase en las pruebas clínicas. Y es importante también que tengan un equipo gestor de calidad capaz de tener éxito tanto en el descubrimiento de productos como en su desarrollo y, si es necesario, en los aspectos de venta y marketing.

Los gestores insisten en que la inversión en este tipo de fondos debe hacerse con vistas a muy largo plazo. Pero reconocen que en los últimos años esta industria ha mejorado mucho y los fármacos aprobados van en aumento. Lo cual es sinónimo de un crecimiento del número de compañías que entran en beneficio. Habitualmente, estas empresas pueden tardar años en lograr beneficios, dependiendo del éxito o no de su investigación.

Quizá a más largo plazo, lo que apoya la inversión en este tipo de compañías es el progresivo envejecimiento de la población en occidente. 'La población, en particular del mundo desarrollado, vive cada vez más tiempo y la proporción de personas mayores de 60 años incrementará significativamente con el tiempo', explican en Schroders. 'Una población mayor significa más gastos en sanidad, lo cual sólo puede ser positivo para el sector farmacéutico'.

La inversión en biotecnología puede ser una opción dentro de una cartera diversificada. 'Nosotros recomendamos invertir no más de un 4% de la cartera en salud, lo que incluye biotecnología y farmacia', afirma Esteruelas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_