Fusión

ACS se pone a punto para la fusión con Dragados

ACS celebrará hoy junta general ordinaria de accionistas, la última antes de la integración de su participada Dragados, prevista para finales de este ejercicio o comienzos de 2004.

Previamente, la empresa que preside Florentino Pérez sorprendió a competidores y analistas con la toma de control de su rival en la prima vera de 2002. El grupo destinó 900 millones a la compra del 23,5% de Dragados y ya este año, en medio de incesantes rumores sobre una opa hostil sobre Dragados, ACS decidió elevar su participación el 10% mediante una opa adicional.

Con el 33,5% en el bolsillo, ACS impulso la modificación de los estatutos de Dragados para eliminar blindajes y la limitación de derechos de voto, decisiones que facilitan el proceso de fusión.

ACS 27,08 0,11%

La intención de la sociedad es culminar a finales de este ejercicio o comienzos de 2004 esa operación, que podría efectuarse mediante el cambio de dos títulos de Dragados por uno de ACS, según las estimaciones anunciadas por Banca March, uno de los principales accionistas de esta última constructora.

Hasta ahora, la compra de Dragados no ha afectado negativamente las cuentas de ACS. En 2002, el grupo elevó su beneficio el 22,1%, hasta 181,4 millones, mientras la cifra de negocio crecía el 12,7%, hasta 4.420 millones.

El principal impacto negativo fue la provisión de 11 millones realizada por la participación en la operadora de móvil, Xfera, que ha mermado el beneficio de la matriz.

Los accionistas del grupo, además de aprobar las cuentas de 2002 y reelegir a su auditor, ratificarán la propuesta de reparto de dividendo de 0,72 euros por acción. ACS destinará a la retribución de accionistas 44,32 millones del beneficio obtenido en 2002, además de 1,79 millones con cargo a reservas.

En tanto cierra el proceso que dará lugar al primer grupo constructor, ACS prevé incrementar en un 10% su facturación este año, hasta superar los 4.800 millones, gracias al desarrollo de sus negocios tradicionales y al estudio de nuevas oportunidades más allá de su fusión con Dragados, según el informe de gestión de 2002 del grupo.

Así, el grupo que preside Florentino Pérez apuesta también por elevar su presencia en sectores 'punteros y con componente tecnológico para mantener dicha rentabilidad a largo plazo', así como por estudiar 'nuevas oportunidades de negocio que permitan elevar el valor de la acción'.

En este sentido, subraya la prevista apertura a la competencia de sectores como el transporte urbano en autobús, la red de metro y los ferrocarriles, junto al actual proceso de consolidación del transporte de viajeros por carretera, como sectores que 'ofrecerán perspectivas favorables para el desarrollo del área de transporte del grupo'.

Una de las incógnitas que pesa sobre el grupo es el destino del paquete del 5% en manos del Banco Zaragozano, entidad sobre la que ha lanzado una opa Barclays. Hasta ahora ese paquete estaba bajo el control de dos socios del núcleo estable de ACS, Alberto Cortina y Alberto Alcocer.