Automoción

El Gobierno desoye las peticiones del sector para renovar el Prever

El sector del automóvil lleva dos semanas esperando respuesta del Gobierno sobre una posible renovación del plan Prever. Hace dos semanas, el 4 de junio, nueve organizaciones ligadas al motor, incluyendo las principales patronales, firmaron y remitieron cartas al vicepresidente Rodrigo Rato, al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y al de Ciencia y Tecnología, José Piqué, solicitándoles un nuevo plan Prever (ayudas fiscales para la renovación de coche). El actual plan Prever finaliza el 31 de diciembre.

Ninguno de los tres ha contestado aún a la carta, ni siquiera ha hecho 'acuse de recibo', según fuentes de una de las patronales.

En el sector consideran que la aprobación de la medida debería retrasarse al máximo para evitar que se produzca un parón en la compra de automóviles. Por tanto, sería deseable que se pospusiese hasta finales del trámite parlamentario de la Ley de Acompañamiento.

Sin embargo, consideran que una cosa es la aprobación y otra, el compromiso del Gobierno de empezar a estudiar un nuevo plan, que es lo han demandado mediante los escritos.

Las patronales tienen previsto solicitar una reunión con la ministra de Medio Ambiente, Elvira Rodríguez, para recabar su apoyo en un posible debate dentro del Consejo de Ministros.

De momento, el sector cuenta con Piqué, que ha mostrado su voluntad de renovar las ayudas, no así el titular de Hacienda. En las cartas enviadas al Gobierno, el sector hace hincapié en la necesidad de renovar el parque automovilístico por motivos medioambientales y de seguridad. En este sentido no se argumenta la necesidad de un nuevo plan pensando en activar las ventas de coches. En las misivas se insiste en que el actual plan Prever fue adecuado cuando se puso en marcha hace seis años, pero que en la actualidad se muestra ineficaz. La única sugerencia que se hace en las cartas sobre el nuevo plan es la inclusión de vehículos usados en el futuro Prever.