Innovación

El chip se sube al autobús

El pasado mes de abril, los viajeros de los autobuses urbanos de Jaén comenzaron a utilizar una tarjeta monedero que permitía el pago del viaje sin contacto. Una pequeña empresa de la capital andaluza, Herederos de José Castillo, con 75 empleados, se convertía así en la protagonista de la primera experiencia que se realizaba en España en el sector del transporte.

La tarjeta desarrollada por Soluziona, a través de Vectoria, su filial conjunta con el Banco Pastor, pronto cumplirá un año desde su prueba piloto, que se realizó en julio de 2002. Está en pleno funcionamiento desde la primavera en los 50 autobuses que integran la flota de esta pequeña empresa en segunda generación, que es la encargada del transporte urbano de Jaén.

Para el presidente de la empresa de transporte urbano, José Castillo, la implantación del nuevo sistema requirió cerca de 700.000 euros de inversión y considera que la utilización del sistema de la tarjeta de pago sin contacto 'aporta, sobre todo, mayor agilidad en el pago y más comodidad y rapidez para el viajero'.

Este sistema, que sustituye al tradicional bonobús, permite a los usuarios descontar el importe del trayecto simplemente acercando la tarjeta al lector magnético de la canceladora instalada junto al conductor. Su recarga se realiza en entidades financieras, cajeros automáticos y otros y puntos de venta habilitados para ello, como estancos o quioscos de prensa.

Las tarjetas llevan implícita el tipo de tarifa a aplicar según el perfil del usuario y pueden ser de tipo general, para pensionistas, estudiantes o discapacitados, de tal forma que en el momento en que se realiza el pago se le aplicará la tarifa correspondientes a cada colectivo.

En opinión de Jaime García Rubí, director general de Vectoria, empresa especializada en el desarrollo y comercialización de soluciones para el transporte urbano e interurbano, 'además de la facilidad en el acceso, fiabilidad y rapidez, destaca el control de los usuarios por líneas y perfiles, así como la agilización del transporte público y de los tiempos de espera de los viajeros'.

Esta tarjeta monedero, que puede utilizarse también en tiendas, restaurantes y otros servicios, puede emplearse en otro tipo de transporte y adaptarse a cualquier entidad bancaria, aunque en este caso luzca el logotipo de la Caja Rural de Jaén. El ejemplo cunde entre otras empresas del sector que han decidido adoptar la tarjeta inteligente. La próxima será Transportes Rober, de Granada, y sus planes son combinarla con la modalidad y prestaciones de las no asociadas a cuenta bancaria.