Tribunales

La justicia francesa absuelve a Trichet y allana el camino para que suceda a Duisenberg

El Tribunal Correccional de París ha decidido hoy absolver a Jean-Claude Trichet en el juicio sobre la supuesta manipulación de las cuentas del Crédit Lyonnais a comienzos de los años 90, una decisión crucial para el acceso de Trichet a la presidencia del Banco Central Europeo (BCE).

Las instituciones y gobiernos europeos han celebrado esta resolución que facilita la sucesión en el mando del BCE, para sustituar al holandés Wim Duisenberg. En este sentido, el presidente francés, Jacques Chirac, ha apuntado que prevé defender la candidatura del actual gobernador del Banco de Francia en la cumbre de la Unión Europea en la ciudad griega de Salónica. Por su parte, el portavoz del ministerio de Finanzas alemán, Joerg Müller, ha calificado a Trichet como un ¢excelente¢ candidato para presidir el Banco Central Europeo.

El escándalo de Crédit Lyonnais

Trichet y otros ocho acusados se sentaron en el banquillo a comienzos de año por su presunta implicación en la presentación de cuentas falsas del entonces banco público para ocultar el agujero de la entidad. En febrero pasado, la Fiscalía pidió una pena de ¢al menos¢ diez meses de prisión sin cumplimiento contra Trichet, que dirigía el Tesoro entre 1987 y 1993 y que está acusado de complicidad en la difusión de informaciones falsas al mercado y de publicación de cuentas sociales inexactas.

Asimismo, la Fiscalía pidió contra el ex presidente de Crédit Lyonnais Jean-Yves Haberer una pena de al menos 18 meses de prisión exentos de cumplimiento, y otras de 15 y 10 meses contra otros dos ex directivos del banco, igualmente juzgados en el escándalo. El Ministerio Público solicitó una condena de al menos 10 meses de prisión sin cumplimiento contra Jacques de Larosiere, que era Gobernador del Banco de Francia en el momento de los hechos y que, como tal, presidía la Comisión bancaria, encargada de vigilar a los bancos. De Larosiere, ex director del Fondo Monetario Internacional, afirmó en el juicio que nunca tuvo la menor duda sobre la sinceridad de las cuentas del Lyonnais. La Fiscalía pidió también penas de prisión sin cumplimiento contra otro ex alto funcionario y tres auditores del banco.

Una decisión clave

Trichet, que siempre ha proclamado su inocencia, afirmó en el juicio que en el momento de los hechos no tenía dudas sobre ¢la sinceridad de las cuentas ni sobre la honestidad y la deontología¢ del entonces presidente del Lyonnais, Jean-Yves Haberer. Este veredicto era clave para la candidatura de Trichet, de 60 años, a la sucesión de Wim Duisenberg como presidente del BCE. Duisenberg, que había indicado que dejaría el cargo en julio, ha aceptado quedarse más tiempo, a petición de los ministros europeos de Finanzas, para tener en cuenta los problemas judiciales de Trichet. ¢Seré presidente del BCE hasta que mi sucesor sea debidamente nombrado¢, señaló Duisenberg en abril pasado cuando aceptó la petición de los ministros de posponer su partida de la entidad.