Inversión

Fitch confirma la calificación F1+ a corto plazo del BBVA

La agencia internacional de evaluación de riesgo Fitch confirmó hoy la calificación a corto plazo F1+ del BBVA y en su informe establece que las perspectivas de esta entidad bancaria son estables. Fitch también estableció la calificación a largo plazo AA- y destacó la fortaleza de sus franquicias en España y México, su sólida rentabilidad, unos indicadores de activo saludables y su buena liquidez y capitalización.

El pasado 6 de junio, Standard & Poor's volvió a dar un voto de confianza a los dos bancos, y días más tarde la agencia internacional de medición de riesgo Moody's cambió de estable a positiva la perspectiva de la calificación a largo plazo A1 y la calificación de fortaleza financiera B- del SCH.

En el informe de Fitch, también se tuvieron en cuenta los riesgos a los que está expuesto el BBVA en el contexto latinoamericano a través de sus subsidiarias en diversos países y de su inversión accionarial en empresas españolas que operan en la región. Las ganancias del grupo en 2002 se vieron afectadas por una combinación de elementos, entre ellos la crisis de Argentina, las devaluaciones monetarias y el descenso de los tipos de interés, además del complejo panorama económico internacional; cuestiones que acabó afrontando sin problemas el BBVA.

Fitch consideró que el grupo continuó superando a muchos de sus competidores europeos en su ámbito de acción en 2002 y destacó la sólida actuación de BBVA Bancomer en México, su operación más grande en Latinoamérica. Por otra parte, aunque las acciones de BBVA se vieron afectadas negativamente en 2002 por la devaluación de las monedas latinoamericanas, esto fue compensado por una reducción en la ponderación del riesgo de los activos.