Regulación de mercados

Los ejecutivos de EE UU, obligados a publicar en Internet la venta de acciones

Las compras y ventas de acciones por parte de los ejecutivos estadounidenses son una de las variables más seguidas por los profesionales del mercado. No obstante, esta valiosa información es difícil de encontrar, pues la SEC la suele recibir por correo ordinario, en formato papel y varias semanas después de la compraventa de la que se informa.

A partir de ahora, no obstante, los pequeños inversores podrán seguir a través de Internet la evolución de la cartera de los ejecutivos de las compañías. Las operaciones, además, serán comunicadas en un plazo máximo de dos días. La norma afecta a directivos, accionistas con un porcentaje superior al 10% del capital y operaciones de autocartera. Entrará en vigor a finales de mes, pues en este plazo la SEC solamente admitirá comunicados en formato electrónico.

La información pasará a la base de datos de la SEC, el sistema Edgar, donde puede ser consultado de forma gratuita por los inversores. Asimismo, la información deberá ser incluida en las páginas web de las propias empresas.

Con estos datos, los pequeños accionistas pueden ver de manera fácil y gratuita si los ejecutivos están vendiendo acciones de la empresa o, por el contrario, se juegan en ellas sus propios ahorros.

El mes pasado las ventas de acciones por parte de ejecutivos ascendieron a 3.300 millones de dólares, el volumen más alto de los últimos dos años.

No obstante, para obtener esta información de forma detallada es necesario suscribirse a las agencias de pago que se tomaban la molestia de revisar los registros de la SEC en formato papel.

La SEC explica que 'la norma está diseñada para facilitar y hacer más eficiente la transmisión, publicación, análisis y almacenamiento de la información sobre participaciones y transacciones significativas', según informa el diario estadounidense The New York Post.

En el mes de mayo, por ejemplo, las ventas de acciones por parte de ejecutivos alcanzaron los 3.300 millones de dólares (2.789 millones de euros), según la agencia Thomson. Es el volumen más alto de los últimos dos años. Entre los ejecutivos que más acciones vendieron estaban Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, o Bill Gates, presidente del gigante informático.

España, poco transparente

Este tipo de información es mucho menos accesible en España. La CNMV publica en su página web las participaciones significativas, es decir, el porcentaje de capital que tienen en una empresa sus consejeros y los accionistas con más del 5%. Se indica, asimismo, la fecha de la última modificación, pero no el sentido de ésta, es decir, no se concreta si aumentó o disminuyó la tenencia de acciones, como tampoco se incluyen datos históricos. Para saber si los ejecutivos compran o venden acciones se necesita contrastar periódicamente las cifras, una operación laboriosa.

La CNMV, incluso, se planteó en su momento eliminar esta información de la página web, para dejarla solamente en los registros tradicionales de la Comisión. La medida, que fue criticada por algunos miembros del mercado, no se puso en práctica. A pesar de todo, los niveles de transparencia de este tipo de operaciones siguen siendo inferiores en la Bolsa española en comparación con la de Estados Unidos. Cuando la SEC ponga en marcha estas nuevas reglas de información al público, la diferencia será aún mayor.