Cierre

Merrill Lynch cierra su oficina de banca privada en Barcelona

La filial española del banco estadounidense Merrill Lynch ha dado un paso más en la reestructuración de su negocio de banca privada. La entidad cierra la oficina barcelonesa e integrará el negocio en la de Madrid, la única que quedará abierta, según adelantó ayer el portal Invertia y confirmaron fuentes cercanas a la entidad. En la oficina cerrada trabajaban dos ejecutivos y unos 10 empleados. Esta integración se hará efectiva a finales de este mes, según fuentes cercanas.

Pese a esta decisión, el banco aseguró ayer que la institución 'ha reforzado su apuesta en España'. Estas fuentes aseguran que el banco no se ha planteado en ningún momento el cierre de este negocio de banca privada en España La marcha de estos empleados se suma a los cerca de 10 directivos que en marzo dejaron Merrill Lynch para incorporarse al equipo de banca privada de Credit Suisse, dirigido por Miguel Matossian, el máximo responsable de esta división de Merrill Lynch hasta junio del pasado año.

Así, la división de banca privada contará con unos 40 empleados, frente a los 120 que habían antes de la reestructuración realizada en la segunda parte de 2002. En aquel momento, el banco decidió reducir la plantilla de esta actividad en cerca de 60 personas. Poco después, la entidad tomó la decisión de nombrar a Juan Carlos Crespo como máximo ejecutivo de banca privada para España y Portugal.