Comunicación

El Gobierno aportará dinero público para lanzar 20 canales de televisión digital

El Ministerio de Ciencia y Tecnología ultima en estos días el nuevo Plan para el Desarrollo de la Sociedad de la Información que sustituye al desafortunado Info XXI y que será presentado, seguramente, con menos boato que su antecesor, en las próximas semanas.

Junto a otros grandes temas como la Administración electrónica, el nuevo plan recogerá medidas concretas para asegurar el relanzamiento en otoño de la televisión digital terrestre, cuya existencia en España es un absoluto fracaso desde marzo de 2002.

Fuentes de la Administración, de los fabricantes de equipos y de los radiodifusores públicos han asegurado que, en los aspectos que afectan al relanzamiento de la TDT, el nuevo plan se negocia con todas las partes implicadas y ya se ha alcanzado un elevado grado de consenso.

El objetivo del Gobierno es conseguir que para el próximo otoño exista una oferta de entre 20 y 25 canales de televisión digital terrestre accesible en el 85% de los hogares.

Para lograrlo, Ciencia y Tecnología ha negociado en primer lugar con los radiodifusores de ámbito nacional. Como se recordará, desde marzo y junio de 2002 se emiten en España siete señales de TDT correspondientes a TVE 1, La 2, Antena 3, Tele 5, Canal +, Net (de Vocento) y Veo (de Recoletos). Estos canales reproducen una señal idéntica a la analógica o una programación meramente testimonial, ya que en los hogares no existen equipos de recepción adecuados.

El Gobierno les pide ahora que mantengan este programa y, además, que comiencen a emitir en otoño una segunda señal en TDT con contenidos diferenciados del canal analógico. A cambio, les ofrece el acceso a fondo públicos para compensar el coste económico.

Fondos

En el sustituto del Info XXI se establecerán dos vía de financiación. En primer lugar, se habilitará para la TDT el acceso a los fondos presupuestarios destinados a impulsar la sociedad de la información. En segundo término, se da prioridad a este proyecto en la concesión de créditos reembolsables del programa Profit de la UE, destinados al desarrollo de las nuevas tecnologías.

El Gobierno, además, incluirá en el plan que sustituye a Info XXI el reparto del espectro radioeléctrico de la desaparecida plataforma de TDT Quiero. En la distribución se asignará un múltiplex (frecuencias para emitir cuatro canales) o dos al ente público RTVE. Antena 3, Tele 5 y Canal + podrán tener un múltiplex o medio cada una.

Fuentes de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), en su condición de propietaria de las acciones del grupo RTVE, han asegurado que ven con muy buenos ojos 'que la televisión pública estatal lidere el proceso de relanzamiento de la TDT en España igual que ha ocurrido en el Reino Unido'. Sin embargo, ponen como condición que 'el proyecto no suponga ningún tipo de coste adicional, ya que ello pondría en peligro el plan de saneamiento de RTVE' en marcha. Carlos Estévez, antiguo director de TVE, ha sido designado responsable del diseño y lanzamiento de los nuevos canales digitales de la televisión pública estatal.

Los radiodifusores de ámbito nacional aportarán 12 canales a la oferta de TDT que se quiere lanzar en otoño. Otra parte de la oferta, entre cinco y seis programas, la aportarán los canales autonómicos. Hasta la fecha, las cadenas de las autonomías sólo se podía ver en su propio ámbito territorial o a través de emisiones de satélite o de cable.

Entusiasmo

El uso más eficiente del espectro que ofrece la tecnología digital permitirá que los canales autonómicos puedan verse en todo el territorio nacional a través de la TDT.

Fuentes del Gobierno y de los fabricantes de equipos han asegurado que son las televisiones autonómicas las que se han sumado de forma más entusiasta al proyecto de relanzamiento de la TDT. Los ente públicos de las televisiones catalana, vasca, gallega y de madrileña 'son los que se encuentran más avanzados'.

El resto de la oferta estará compuesta por canales locales de televisión a los que el Gobierno obliga a emitir en tecnología digital. En la actualidad se emiten 2.500 programas de ámbito cercano, y el Gobierno espera reducir de forma sensible esta cifra, toda vez que será ilegal continuar las emisiones analógicas.

Adaptadores de los aparatos convencionales por 200 euros

Los fabricantes de equipos son los primeros interesados en apoyar el plan de relanzamiento de la TDT con el fin de evitar que la incertidumbre tecnológica produzca un parón en la venta de televisores. Por ello, hace meses que renunciaron a mantener el planteamiento que preveían de que la migración de los viejos aparatos analógicos hacia los modernos y caros receptores de televisión digital se hiciera de forma rápida e implantando un estándar interactivo conocido con las siglas MHP. El precio de los equipos, en contraste con la escasez de contenidos, lo convertía en inviable.

El Gobierno, siguiendo los pasos dados en el Reino Unido, ha exigido a los suministradores que creen unos aparatos adaptadores que permitan seguir utilizando los receptores analógicos en la recepción de la TDT durante un largo periodo de transición. Estos aparatos ya han sido presentados por multinacionales como Philips o Nokia, a las que se unirá seguramente Panasonic. Otras marcas, como Echostar, Televes Murane o Humax, también tienen oferta de adaptadores.

Philips ha anunciado que su caja DTR 1000 se venderá en el mercado español en septiembre a un precio de 199 euros. Este aparato no incorpora el estándar MHP, aunque facilita un cierto nivel de interactividad. La multinacional holandesa tiene previsto lanzar en septiembre en España un adaptador plenamente interactivo con MHP a un precio estimado de 300 euros.

Fuentes cercanas al Ministerio de Ciencia y Tecnología han considerado que el precio al que se comercializan los primeros adaptadores básicos, entre 200 y 250 euros, es superior al que el equipo de Josep Piqué había estimado como adecuado.

La Administración considera una ventaja para sus planes que la red de distribución de señales de Retevisión permita una cobertura digital en el 85% del territorio español.