EE UU

Wall Street aguanta en la zona de máximo anual

Las Bolsas de EE UU se mantuvieron en tierra de nadie la mayor parte de la sesión de ayer tras la escalada de la víspera que llevó a los índices al máximo anual. El mercado parece convencido de que la Reserva Federal recortará los tipos de interés el próximo 25 de junio y confía en la recuperación económica. Los inversores, así, se muestran reticentes a vender, aunque Wall Street finalmente sucumbió y cayó un xxx%. El Nasdaq (+xx%) , sin embargó, logró afianzar el máximo anual gracias a las telecos, mientras que el S&P 500 perdió un xxx%.

La mejora de los últimos datos económicos ayudó, aunque tampoco dieron excesivos motivos de alegría. Las ventas minoristas aumentaron un 0,1% en mayo, después de caer el 0,3% el mes anterior. Las peticiones semanales de subsidio de desempleo retrocedieron, pero siguieron por encima de 400.000, nivel que indica contracción en el mercado laboral. La cautela se percibe en el interés que también suscita la renta fija. La rentabilidad del bono a 10 años cayó al XXx%, el mínimo desde 1958.

Las noticias empresariales también centraron la atención de los inversores. Peoplesoft cayó un XXx% tras rechazar la oferta de compra de Oracle (+xx%). Altria, la antigua Philip Morris, cedió un Xxx%, afectada por un revés judicial, mientras Heinz (-xx%) fue otra castigada después de que sus resultados decepcionaran. Formfactor, por su parte, protagonizó la primera OPV tecnológica del año. La fabricante de equipos para probar semiconductores subió un XXX% (14 dólares).

Las Bolsas europeas continuaron con su escalada y se anotaron la tercera sesión consecutiva de ganancias. El BCE bajó las previsiones de crecimiento e inflación para los dos próximos años y la noticia avivó la esperanza de nuevos recortes de tipos de interés en Europa.

La autoridad monetaria prevé que la subida de precios pueda caer a un mínimo del 0,7% o alcanzar un máximo de 1,9% el próximo ejercicio. Para este año baraja una horquilla entre el 1,8% y el 2,2%. El BCE espera, además, que el crecimiento económico oscile entre el 0,4% y el 1,1% el próximo ejercicio.

El Mib 30 (+0,44%) alcanzó el nivel más alto del año, mientras que el Dax (+1,3%), Ibex (+0,85%) y Footsie (+0,27%) afianzaron los máximos del ejercicio. El Cac (+0,97%) avanzó y se acercó a estos niveles.

Las aseguradoras (+2,25%) y las petroleras (+1,6%) destacaron. La automoción (+1,9%) también estuvo en el grupo de los principales propulsores de los avances ante la percepción de que la fortaleza del euro empezará a remitir. Ayer la moneda única cayó al mínimo de un mes frente a la libra y seguía fuerte, alrededor de 1,17 dólares.

Lafarge se convirtió en una de las más azotadas del día. Perdió un 6,43% después de anunciar una ampliación de capital de 1.280 millones de euros para sanear sus cuentas y financiar adquisiciones.

Saint Gobain (+5,78%) estuvo en el polo opuesto gracias a una recomendación de Merrill. Chubb (+3,09%), por su parte, siguió al alza tras recibir una oferta de compra de United Technologies por unos 850 millones de euros.

Commerzbank ganó un 0,08% y Hypovereinsbank (+4,87%) siguió escalando posiciones ante los persistentes rumores de fusión entre ambos bancos. El mercado también especula con el interés de Bank of America.

El director general del FMI, Horst Köhler, viajará a Argentina los próximos días 23 y 24 para reunirse con las autoridades del nuevo gobierno, según comunicó ayer la entidad. Entretanto el Merval subía el XXx% ayer.

Sesión de avances en las Bolsas asiáticas. El Nikkei se anotó un 0,32% y se quedó a las puertas de superar la barrera de los 9.000 puntos. Este buen comportamiento contrastó con el informe mensual del Banco de Japón donde se alerta sobre los riesgos derivados de la debilidad de las inversiones y exportaciones.