Tribunales

Una sentencia obliga a Exxon Mobil a pagar 1.019 millones por fraude en el suministro

Un tribunal de apelación de Florida ha ratificado una sentencia dictada en 2001 contra ExxonMobil, primer grupo petrolífero mundial, y que obliga a la petrolera al pago de una indemnización por daños y perjuicios de 1.200 millones de dólares (1.019 millones de euros), según los abogados de los demandantes..

El caso enfrenta al grupo petrolífero estadounidense con una agrupación de 10.000 franquiciados y ex franquiciados de estaciones de servicio Exxon, que acusan a la compañía de forzarles a adquirir gasolina al por mayor a precios abusivos. Los abogados de los demandantes destacan que en el proceso de 2001 se halló culpable a ExxonMobil de haber sobrefacturado a sus franquicias y haber "disimulado fraudulentamente" dicha sobrefacturación.

La demanda alega que Exxon, antes de fusionarse con Mobil en 1999, incumplió el pacto de otorgar descuentos en los precios de los combustibles a las estaciones de servicios. Según este pacto, las estaciones de servicio debían ofrecer a los clientes que pagasen la gasolina en efectivo un descuento de cuatro centavos por galón. A su vez, los operadores de las estaciones de servicio debían recibir un descuento de 1,7 centavos por galón de la gasolina que ellos compraban al por mayor de Exxon.

En febrero de 2001, un jurado de Estados Unidos ordenó a la petrolera a pagar 500 millones de dólares a los dueños las estaciones de servicio, tras una primera sentencia que fue anulada. Pero el juez encargado dejó pendiente la decisión de si la empresa debía pagar intereses, lo que podría elevar la compensación a más de 1.000 millones de dólares, lo que buscaban los demandantes, a quienes la actual sentencia ha dado la razón.