Secreto de despacho

'Artisteo' en Fox Video

La bilbaína Teresa Gumuzio trabaja rodeada de cintas de DVD y recuerdos de actores y directores de Hollywood, entre ellos una carta enviada por el director de 'Titanic', James Cameron, o una fotografía al lado de Tom Cruise

Entrar en el despacho de la directora de Fox Video, Teresa Gumuzio, es como hacerlo en una fiesta. Todo son risas y algarabia. Su secretaria, asistente de prensa, colaboradores, todos opinan sobre cómo debe posar la jefa para las fotos. Ella, que se codea con lo más granado de Hollywood, se deja aconsejar y echa sobre el equipo la carga del éxito de la compañía. 'El éxito es de la gente. Yo delego mucho y dejo que todos tomen sus propias decisiones', explica esta mujer, cuya puerta del despacho, ni que decir tiene, está siempre abierta. 'Estoy disponible para todos y siempre ando moviéndome de un lado para otro, pero que el ambiente sea relajado no quiere decir que aquí no se trabaje', aclara.

Bilbaína, de 51 años, hace nueve que ocupa este despacho, ubicado en un edificio de oficinas en la zona norte de Madrid, con vistas a la sierra madrileña. Ella misma lo ha decorado. 'Estaba entelado en color azul y tenía un sofá blanco. Parecía más un despacho de mujer, a pesar de que lo ocupaba un hombre'. Ella le dio un toque más funcional y ha colgado en un lugar bien visible de la pared un dibujo de la película Anastasia y una carta original del director de Titanic, James Cameron. Bien visible tiene una fotografía en la que aparece ella al lado del actor Tom Cruise o una reproducción de uno de los soldados de La guerra de las galaxias, regalo de George Lucas. Y lo que sí tiene son decenas de películas en DVD, tanto de Fox como de la competencia. Pero, por encima de tanta estrella del firmamento cinematográfico, nada más entrar en su despacho lo que destaca es un cuadro en color rojo, sin firma 'porque no tiene valor', pintado por la propia Gumuzio. Dice que pintar relaja, aunque advierte que, si pinta en color rojo, es porque esa tonalidad le permite descargar tensión. 'La pintura me ayuda a desconectar del trabajo'.

No intenta contabilizar las horas que trabaja, aunque asegura dedicar una media de nueve horas al día. Lo que sí procura es hacer compatible trabajo y familia, cuyos papeles protagonistas se reparten a partes iguales entre sus tres hijos. 'No creo que haya que dedicarle muchas horas al trabajo. Además, pienso que las mujeres tenemos una manera de organizarnos distinta de los hombres. Tenemos mayor capacidad de organización, somos más abiertas y flexibles. No olvidemos que las mujeres han sacado adelante a las familias y tenemos capacidad para hacer cinco cosas a la vez', señala.

El orden no le preocupa porque entre otras cosas le gusta acumular papeles, 'necesito tenerlos encima de la mesa hasta que lo resuelvo porque así no me olvido, pero, gracias a que tengo una secretaria eficaz y que toda la información de la compañía está metida en el ordenador, no tengo que acumular papel en exceso'. Lo que no le gusta, y eso a pesar de ser aficionada a la ópera, es trabajar o pintar con música, 'porque me desconcentra'. Teresa Gumuzio prohibió dos cosas en Fox Video: el hilo musical y fumar. 'No me gusta ninguna de las dos cosas', remacha. A su lado, tiene una enorme planta, de la que reconoce ser incompatible.

La sencillez de esta ejecutiva pasa por sentarse en una silla de secretaria. 'Son las más cómodas y no me gustan nada los enormes sillones pesados de cuero'. Lo que sí le importa, e insiste en ello, es tener destreza para saber manejar equipos, que no es otra cosa que 'capacidad para delegar y flexibilidad'. Opina que el liderazgo pasa, además, por la creatividad, por tener perspectiva para innovar y cambiar. 'También es necesario tener capacidad de relaciones públicas, saber manejar a tus jefes, y eso se consigue con resultados. No hay que perder la ilusión'. Ella parece tenerla mientras posa al lado de una silueta en cartón piedra del actor Ben Affleck.

Una cena con Clooney

Teresa Gumuzio se considera afortunada. Mientras que otros trabajan, ella puede ver una película a mediodía. 'Es mi obligación ver todas las películas, aunque en mi tiempo libre no me gusta ir al cine, porque eso significa no desconectar. Cuando veo una película, lo hago como una espectadora más y me gusta llorar, eso significa que me ha llegado', señala la directora de Fox Video.

El cine para ella era ocio, ahora es un negocio. Además de la gestión diaria, destina horas extra a hacer labores de relaciones públicas, como puede ser cenar con el actor George Clooney. 'Para mí no es trabajo, es un privilegio cenar con los actores'.