Beneficios

El sector financiero acelera las ventas en EE UU

La advertencia sobre menores beneficios de Motorola provoca caídas a ambos lados del Atlántico

La semana arrancó cargada de malas noticias y Wall Street se resintió. Freedie Mac tuvo el dudoso honor de centrar la atención del día después de que la compañía anunciara el despido de los tres máximos ejecutivos por no cooperar con los auditores que investigan las cuentas de los últimos tres años. El miedo a una crisis en la segunda hipotecaria del país y las dudas sobre sus métodos de financiación se hicieron sentir. La acción cayó un 16% y contagió al sector financiero. Motorola fue la otra protagonista del día tras avisar de que ganará menos este año. En este contexto los inversores optaron por las ventas y dieron así un respiro a los mercados tras el buen comportamiento de las últimas semanas. El Dow Jones (-0,91%) perdió la referencia de los 9.000 puntos que había recuperado el viernes, mientras el S&P 500 cedió un 1,2% y el Nasdaq, el 1,44%. La renta fija subió y la rentabilidad del bono a 10 años cayó al 3,27%.

Freddie Mac cayó el 16% y arrastró a otras rivales como Fannie Mae (-4,66%), la primera del sector. La compañía anunció los despidos del consejero delegado, presidente y director financiero después de que el regulador encontrara documentos en los que los empleados manipularon las cuentas de la compañía de los últimos tres años.

Las telecos también se vieron presionadas. Motorola cayó un 2,59% después de reducir la previsión de ventas y beneficios para el año. La fabricante de equipos de telefonía Nortel Networks cayó un 4,55% afectada además por una recomendación negativa de Lehman Brothers. Veridian protagonizó otra noticia del día. Avanzó un 26,14% tras conocerse que el grupo de defensa General Dynamics (-1,91%) comprará la compañía por 1.500 millones de dólares en efectivo.

Las advertencias sobre resultados continúan haciendo estragos en los mercados. Motorola aceleró las ventas sobre sus rivales europeas ayer al avisar que ganará menos este año. La noticia también contribuyó a aumentar el pesimismo sobre Nokia. El mercado espera que la finlandesa recorte sus previsiones de ventas hoy debido a la desaceleración de la demanda y a la caída del euro frente al dólar.

La debilidad de Wall Street durante el periodo de coincidencia operativa no hizo más que acentuar la presión vendedora. Así, los mercados europeos cayeron sin excepción tras los fuertes avances de la semana pasada, que situaron a Londres y Madrid en los máximos del año. Los mercados de Dinamarca, Noruega, Suecia y Suiza cerraron por festivo. Alemania y Reino Unido sí abrieron pese a las celebraciones locales y la negociación se resintió.

La sesión tuvo un marcado carácter negativo y los 18 sectores del índice Stoxx retrocedieron. Los medios de comunicación (-2,7%) y las tecnológicas (-1,9%) fueron dos de los más afectados. Nokia (-2,19%), Alcatel (-3,41%), Siemens (-2,2%), ASML (-5,43%) estuvieron entre los peores. La banca (-1,18%) tampoco se salvó pese a que Goldman Sachs mejoró la recomendación del sector a atractivo desde neutral.

Las petroleras recibieron varias rebajas y cayeron un 1,26%. Lehman bajó la valoración del sector a neutral desde positivo mientras UBS Warbrug bajó la recomendación de Total (-1,3%), la tercera petrolera europea, a neutral desde comprar.

Los mercados latinoamericanos se contagiaron de la debilidad de Wall Street y las caídas dominaron. El Merval perdió un 0,07% mientras el mercado espera conocer si el FMI dará el visto bueno al acuerdo firmado en enero. En Brasil los inversores seguirán los datos de inflación que se conocerán esta semana.

El Nikkei ganó un 0,42% gracias al tirón de la banca. Cerró en 8.822,72 puntos y recupera ya el 15,9% desde el mínimo de 20 años de abril. En el mercado existen rumores sobre la posibilidad de que el Banco de Japón decida flexibilizar aún más la política monetaria tras la reunión de dos días que finaliza el miércoles.