Cajas

Las entidades mantienen en abril el ritmo de concesión de creditos

La inversión crediticia de las cajas de ahorros creció en el mes de abril a una tasa interanual del 16,41%, con lo que mantiene un ritmo similar al que ha tenido en el primer trimestre del año, con incrementos claramente superiores al 16%. Esta tasa refleja una leve aceleración si se compara con el aumento del 16,2% acumulado hasta marzo, pero está en línea con el dinamismo mostrado en el año, ya que el crédito progresó un 16,71% en enero y el 17% en febrero. La notable expansión del crédito en las cajas y en la banca, que se ha visto favorecida por el abaratamiento de las hipotecas con los bajos tipos de interés. Sin embargo, esta explosión ha generado reiteradas llamadas a la prudencia por el Banco de España, dado el elevado nivel de endeudamiento familiar.

Llamadas a la prudencia

La última la realizó el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, el viernes pasado, al insistir en la necesidad de vigilar 'muy de cerca' los problemas que podrían generarse si los desarrollos de los créditos se 'exacerbaran'.

En el sector de ahorro, donde el crédito crece a tasas que más que duplican a la banca (16,8% de aumento en marzo frente al 6,46% en los bancos) reconocen el riesgo de un repunte de la mora si suben los tipos y las familias no pudiesen hacer frente a sus préstamos. Sin embargo, ven 'difícil' poner freno a la concesión de préstamos cuando el solicitante reúne los requisitos precisos para otorgarle financiación y esto se hace a condiciones de mercado. Las cajas mantuvieron también elevadas cotas de captación de recursos de clientes. El saldo de débitos ascendió a 368.356 millones, lo que supone un incremento del 11,2% respecto al mismo periodo del año 2002. Los depósitos a la vista crecieron un 12,7%, hasta 151.359 millones.

La cartera de participaciones estratégicas de las cajas de ahorros valía 7.218 millones, un 23,01% más. El valor de las participaciones en empresas del grupo aumentó un 7,1% y ascendió a 12.639 millones. Las inversiones en renta variable sin vocación de permanencia descendió un 3,13%, hasta 4.564 millones.

La norma será debatida el jueves en el Senado

La enmienda presentada ayer en el Senado por el PP y negociada con CiU y con el propio sector pretende incorporar las recomendaciones de la Comisión Aldama para el buen gobierno de las empresas.

La propuesta del PP será debatida el próximo jueves junto a otras enmiendas en la Comisión de Economía del Senado.

Además de la publicación de las remuneraciones de los consejeros y directivos, las cajas deberán publicar las operaciones realizadas de forma directa o indirecta con la descripción de sus condiciones, incluidas las financieras, con los consejeros y miembros de la comisión de control y familiares en primer grado y con empresas o entidades en relación con las que los anteriores se encuentren, según se recoge en el artículo 4 de la Ley 24/1988 de Mercado de Valores.

Esta publicación, según las cajas, perjudica al sector frente a los bancos. Las cajas entienden que una parte importante de sus consejeros o miembros de la comisión de control están en representación de las corporaciones locales, instituciones a las que las cajas financian a través de créditos. Entienden que los bancos también conceden créditos a los ayuntamientos, pero, a diferencia de éstos, ahora las cajas deben publicar las condiciones a las que les conceden los créditos, lo que ofrece ventajas competitivas a los bancos.

Las cajas tendrán que crear una comisión de retribución. Y deberán publicar las remuneraciones percibidas por la prestación de servicios a la caja o entidades controladas por ella de los consejeros y la comisión de control y personal directivo.

Más requisitos por su idiosincrasia

El portavoz económico del grupo parlamentario del PP, Vicente Martínez Pujalte, afirmó ayer a este periódico que se debe 'respetar que las cajas son cajas y los bancos sean bancos'. El portavoz afirma, sin embargo, que 'la idiosincrasia de las cajas hace que se les deba pedir mayores requisitos de transparencia, sobre todo por las inversiones que realiza'. Y añade que 'las cajas son entidades que no cotizan, por lo que el mercado no las puede penalizar'. 'Si fuese así', señala, 'no habrían abordado algunas inversiones'. Por ello, el PP entiende que era necesario reforzar sus medidas de transparencia.

Por otra parte, el presidente de la AEB, José Luis Leal, no pudo ayer evitar referirse a las cajas de ahorros. Así, declaró ayer en una conferencia en Valencia que las cajas gozan de una situación 'inmejorable'. Y destacó que han atravesado un periodo de modernización 'importante'. Las declaraciones de Leal se producen en uno de los momentos más tensos en las relaciones entre los bancos y las cajas. La fuerte competencia en el mercado doméstico, unido a su cada vez mayor cuota de mercado -copan ya más del 50%- y su mayor incursión en las principales empresas han desembocado en una fuerte presión del sector empresarial.