Informática

Peoplesoft tacha de atroz y desestabilizadora la opa de Oracle

La oferta hostil de compra lanzada por Oracle, tercer fabricante de software del mundo, sobre su competidor Peoplesoft ha obtenido el rechazo por respuesta. El presidente y director general de Peoplesoft, Craig Conway, la ha tachado de 'atroz', y añade que 'proviene de una empresa con un historial plagado de conductas atroces'.

En su intención por competir en el negocio del software de gestión empresarial, Oracle puso el pasado viernes 5.000 millones de dólares (4.263 millones de euros) sobre la mesa. Así, valora en 16 dólares la acción de Peoplesoft (un 6% por encima de su precio el pasado jueves), que, a su vez, se encuentra en el proceso de adquisición de J. D. Edwards (especializada en programas de gestión para entidades medianas).

Peoplesoft ha dejado claro que analizará la opa, 'porque lo impone la ley', y que compartirá su opinión con los accionistas en breve. De hecho, les recomienda que aplacen hasta ese momento cualquier decisión.

Craig Conway opina que el movimiento 'desestabilizador' de Oracle responde a la evolución de su compañía y al potencial que J. D. Edwards puede aportarles en su pugna con la alemana SAP, líder indiscutible del citado segmento del software de gestión.

Oracle ha reconocido que persigue discutir a SAP el primer puesto de ventas, que ocupa con un 54% del mercado. Para lograrlo propone que Peoplesoft deje de vender su gama de soluciones informáticas a nuevos clientes y abra su base instalada a los productos de Oracle.

Su presidente, Larry Ellison, ha tildado de arriesgada la unión de Peoplesoft y J. D. Edwards, por la que aportaría 1.700 millones de dólares en intercambio de acciones. Pero deja una opción de futuro para que esa compra se realice una vez cerrada su opa.

Ante la posible amenaza al peso de SAP, sus portavoces critican esta operación 'porque perjudica a los clientes'. La tranquilidad impera en la compañía, cuya cúpula sostiene que 'dobla el tamaño de Oracle Applications y Peoplesoft combinadas'.