Planes de Pensiones

Los sindicatos piden aclarar la gestión de los planes de pensiones

Gestoras de fondos de pensiones y empresas con un plan de empleo para su plantilla tendrán un año de plazo para adaptarse al nuevo reglamento de planes y fondos de pensiones a partir de su aprobación, que el Gobierno prevé en tres meses. Los sindicatos ven con suspicacia algunos aspectos del borrador, que empezó el viernes su fase de consultas. Creen que el texto debe definir aún más la gestión de un plan cuyo patrimonio esté administrado por varias gestoras.

El reglamento establece que un mismo plan podrá estar adscrito a dos o más fondos de pensiones que serán administrados por varias gestoras. 'No está claro cómo se van a repartir entre las gestoras tanto la administración del plan como la inversión de los activos', señala Jesús González, responsable de previsión social de UGT. Queda en el aire la posibilidad de crear carteras de inversión diferenciadas por el perfil de edad de los partícipes como se barajó.

El voto en las comisiones de control, que supervisan el funcionamiento del plan de pensiones, previsiblemente será uno de los caballos de batalla que plantearán las centrales al Gobierno dentro de dos semanas. La representación de empresa y partícipes (a través de sindicatos) está al 50% desde enero de 2002. El texto admite la posibilidad de introducir mayorías cualificadas para ciertas decisiones.

Novedades

La nueva norma desarrolla lo marcado en el real decreto del 29 de noviembre de 2002 que reúne toda la legislación dispersa sobre planes y fondos de pensiones. Como novedad, articula los planes de promoción conjunta para incentivar a las pymes a ofrecer un plan de pensiones a sus empleados.

Marca, asimismo, los márgenes de solvencia para un plan (225.000 euros). Estará exento si cuenta con un seguro que garantice la capitalización necesaria. También detalla los activos en los que puede invertir el fondo, con límites de riesgo.

En los planes de pensiones individuales, se reduce de quince a siete días el plazo para que la gestora traspase a otro el fondo de un cliente.