Franquicias

Elefante Azul desarrolla un plan para abrir 60 centros en tres años

La filial para España y Portugal de la cadena de centros de lavado para coches Elefante Azul, propiedad de la firma francesa Hypromat, ha puesto en marcha un plan de expansión para abrir un total de 60 centros en un plazo de tres años. La firma que ya opera en la Península a través de 81 centros, alcanzará la cifra de 141 en 2006, si se cumplen las expectativas de su director general en España, Marc Villegas. La previsión para este año es que se incorporen 15 establecimientos a su red española.

El ejecutivo apunta que la escasez de terrenos disponibles para ubicar estos centros, que han de localizarse en las afueras de los núcleos urbanos y necesitan un elevado metraje, frena el desarrollo de la enseña. 'El ritmo de expansión podría ser mucho mayor, pero la falta de superficie disponible para poner en marcha un centro de lavado de automóviles frena nuestras aperturas'. Cerca de un 25% se ubicarán junto a gasolineras y centros comerciales.

Según explica Villegas, un gran número de los nuevos centros correrán a cargo de actuales franquiciados de la firma que optarán por poner en marcha un segundo. Entre un 15% y un 20% de los centros serán propiedad de la matriz. La inversión necesaria para abrir uno de estos locales supera los 360.000 euros.

La compañía, que desde su llegada al mercado español en 1991 ha logrado ubicar centros por todo el territorio, no tiene previsto focalizar su desarrollo en ninguna zona concreta. 'Hemos negociado con posibles franquiciados por toda España, con lo que la ubicación de los locales será dispersa', indica Villegas. Andalucía y Cataluña son las comunidades en las que tienen una mayor presencia. Elefante Azul, que tiene sede en Molins de Rei (Barcelona) alcanzó unas ventas en 2002 de 12,2 millones de euros, frente a los 11,4 de 2001.