Vacaciones

Los hoteleros de la costa aumentan los precios un 5,2% pese a la crisis del sector

Como viene siendo habitual, los precios de los hoteles en la costa sobrepasarán con creces en verano el IPC previsto este año, que es la cifra objetivo del Banco Central Europeo, un 2%. Según una comparativa realizada por Cinco Días, los turistas que acudan a los hoteles de la costa española tendrán que pagar un 5,2% de promedio más este año que en 2002. Un aumento que se sitúa muy por encima de la subida del 4,4% interanual protagonizada por la partida de hostelería en el IPC de abril.

Los establecimientos de la costa de Cataluña lideran las subidas, con un promedio del 8,2% en la Costa Brava y Maresme, y del 7,67% en la Costa Dorada. La Costa de Almería supera esos porcentajes con un incremento del 11,67%, pero se debe a la subida de un 21% de un hotel. Por el contrario, el encarecimiento de los alojamientos ha sido menor en la Costa de la Luz, en la Manga del Mar Menor y en la Costa Blanca, con una media de subida del 3%. El comportamiento de los precios de este año difiere del año pasado, cuando los hoteles que más subieron fueron los de la cornisa cantábrica y la Costa del Sol, un 11,04% y un 10,89%, respectivamente.

El turismo se resiente este año de la inestabilidad política en Oriente Próximo y de los atentados ocurridos en Marruecos el mes pasado. 'Como el panorama internacional sigue siendo de incertidumbre, preferimos ser cautelosos' sobre las previsiones, afirma Mónica Cerdá, portavoz de Sol Meliá.

En esta cadena argumentan que el precio no es el único factor que atrae a los turistas, por lo que no siempre se baja ante una menor demanda. Pese a liderar la subida de precios por áreas geográficas el año pasado, Sol Meliá apunta que la Costa del Sol funcionó muy bien en 2002. También Levante y Cataluña, frente al retroceso de Baleares y Canarias. Las islas sufrieron la menor afluencia de los turistas alemanes, afectados por la recesión económica de su país.

En abril, sin embargo, los alemanes han recuperado la primera posición en cuanto a los turistas que vienen a España al aumentar un 3,5% sus pernoctaciones en el país. En cuanto a los británicos, las pernoctaciones subieron un leve 0,5% frente al año anterior, pero continúan ocupando los primeros puestos de turistas en España.

Los turoperadores del Reino Unido promueven este destino con una bajada de precios este año. Así lo reconocen fuentes de My Travel Group, primer turoperador en el país, que aseguran que España sigue siendo el principal destino de los británicos.

Las previsiones para la afluencia de turistas este año no son, por los últimos datos conocidos, muy halagüeñas. Según la encuesta de ocupación en alojamientos turísticos de abril, publicada por el Instituto Nacional de Estadística, las reservas para junio y julio han caído un 10,86% y un 10,20%, respectivamente, frente a 2002.

Además de la incertidumbre política se suma el retraso de la recuperación económica mundial, por lo que, según Exceltur, asociación de empresas del sector, 'las perspectivas de mejoría en la actividad turística y en la recomposición de los beneficios empresariales deben ser muy moderadas'.

Los hoteles que contaban con más reservas realizadas son los de cuatro estrellas, con un 25,28% de ocupación en junio y un 20,83% para julio. Los de cinco estrellas tenían reservadas un 25,28% de las plazas para junio y un 17,71% para julio.

Por zonas, las más beneficiadas son las islas Baleares y las Canarias. En la costa peninsular, Alicante lidera las reservas, con un 33,88% para junio y un 26,58% para julio.

Más barato para los extranjeros

La subida de precios en los hoteles españoles, de un 5,2% según nuestros cálculos para este año, no repercute por igual en todos los bolsillos. En Alemania y Reino Unido, principales países emisores de turistas, los turoperadores ofrecen paquetes más baratos que el año pasado.

MyTravel Group, primer turoperador británico, ha justificado su bajada de precios 'porque ha aumentado la competencia interna'. Además, el encarecimiento de los hoteles españoles no tiene un efecto inmediato en los paquetes, pues los turoperadores alquilan las habitaciones con dos o tres años de adelanto.

En Alemania, la caída de demanda que se produce desde el año pasado por la recesión económica también ha implicado una caída de precios. 'El mercado está sufriendo y se tiene que hacer una política más agresiva de ofertas', afirma Markus Ruediger, portavoz del turoperador Thomas Cook AG. Un ejemplo son sus paquetes a Mallorca, cuyos precios han caído un 4%, y a Menorca, con un descenso del 6%.

Por el contrario, Christian Rochette, portavoz del turoperador francés Nouvelles Frontières, afirma que apenas ha habido cambios en los precios y sí 'un ligero aumento' de la demanda de viajes a España. No obstante, reconoce que el mayor incremento de demanda corresponde a otros destinos, como Creta y Dubrovnik (Croacia).