Crisis

Marconi recorta otros 500 empleos y advierte de una caída de sus ventas

La compañía británica Marconi, inmersa en un complejo proceso de reestructuración, ha anunciado hoy un nuevo recorte de 500 empleos al tiempo que ha advertido de la caída de sus ventas durante este año.

El fabricante de equipos de telecomunicaciones, recientemente adquirido por sus bancos acreedores, ha registrado una pérdida antes de impuestos en el ejercicio 2002/2003 de 1.853 millones de euros, un 77,4% menos que en el ejercicio anterior, según ha informado la compañía. Su facturación cayó un 53,5%, hasta 2.794 millones.

La compañía, que tiene una plantilla de 13.000 personas en todo el mundo y suministra equipos a empresas como British Telecom y Vodafone, ha justificado su decisión a las condiciones "muy difíciles" del mercado. Marconi también ha indicado que, durante este año, espera "una mayor contracción" de sus ventas debido a que los operadores de telecomunicaciones "continúan manteniendo un estricto control de su gasto de capital". Calcula que la cifra de negocio de las principales actividades no superará los 2.093 millones de euros.