Adolfo Hernández

'Los clientes demandan un retorno rápido de la inversión'

Considera que el difícil momento por el que atraviesa la economía mundial ha retraído la inversión en el sector tecnológico, cuyos clientes buscan en los proyectos 'ahorro

de costes, reducción de la complejidad y eliminar riesgos'

A punto de cumplir su primer año como director general de Sun en España, Hernández está muy ilusionado ante la primera edición de Java Expo que va a vivir in situ. 'Hay pocos eventos como éste que aúnen la visión del negocio y la tecnología, y que intenten dar respuestas a la demanda de las empresas, a las que intentamos hacer entender que la tecnología puede ser un activo a bajo coste'. Licenciado en Informática por la Universidad de Granada, máster en Gestión de Marketing y MBA en Gestión Estratégica por IDE en Madrid, Hernández asegura que hay más de tres millones de personas en el mundo desarrollando su trabajo con aplicaciones Java, que han encontrado en España un mercado mucho más receptivo que en otro países europeos. 'Esto es sólo la punta del iceberg de una pujante industria que se encarga de introducir los beneficios de Java a todo tipo de aplicaciones'.

Pregunta. ¿Cómo se ha organizado la feria?

Respuesta. Estamos haciendo un gran esfuerzo para crear un modelo único de reunión, que está teniendo por un lado mucho éxito entre los socios de Sun y los clientes de la compañía, y por otro, una gran proyección, ya que cada año aumenta el número de participantes y ponencias. La progresión ha sido espectacular, ya que desde su creación se ha pasado de 3.500 a 6.500 asistentes procedentes de 16 países. De una feria organizada por Sun se ha convertido en un foro de discusión entre todos los agentes del sector para hallar respuestas a las incertidumbres que actualmente se plantean sobre experiencias, tendencias, modelos de éxito o lecciones aprendidas sobre arquitecturas y sistemas abiertos y de qué manera pueden redundar en beneficios de las empresas.

'El crecimiento de los sistemas abiertos es la respuesta a un excesivo control del mercado, aunque influye la diferencia de precio'

P. ¿Qué novedades hay respecto a la última edición?

R. Es la primera vez que se van a realizar sesiones plenarias con ponentes que no son de Sun, sino expertos mundiales de primer orden, como Manuel Castells y Josep Valor, que van a dar una visión de análisis independiente sobre los factores económicos y sociales asociados a la tecnología, como la producción, las inversiones en capital o la reutilización de activos. Vamos a intentar responder a la demanda de las empresas para ser capaces de dar a entender cómo la tecnología y el negocio pueden ir de la mano. Esta feria es una ocasión perfecta para presentar soluciones que se adapten a las preocupaciones de nuestros clientes y para avanzar nuevos desarrollos tecnológicos. En esta línea irá, por ejemplo, la presentación de la Power Line Communication (PLC) de Endesa, un nuevo sistema de comunicación que permite realizar funciones de banda ancha utilizando la red eléctrica o también nuevos dispositivos para la protección de activos o la identidad digital.

P. En un escenario de cambio constante en el ámbito tecnológico, ¿cuál es la postura de Sun?

R. Lo que ocurre es que la presión económica está obligando a hacer nuevos planteamientos a las empresas, que están impulsando el ahorro de costes, la contención de la inversión, la búsqueda de eficiencia y la prestación de nuevos servicios. Hemos intentado dar cabida dentro del contenido a respuestas que aporten valor a esas cuestiones. Sun ha mantenido su estrategia concentrada en una parte muy específica de la cadena de valor, por lo que el modelo de negocio sigue siendo rentable y generando beneficios. Nuestros objetivos en España y Portugal están basados sobre varios pilares: mantener una elevada calidad del servicio con nuestros clientes, mejorar la cobertura del mercado, reforzar las relaciones con los socios y la estructura de la subsidiaria ibérica en la estrategia global.

P. Una de las propuestas desde Sun para ahorrar costes fue la creación de la Comunidad i Force, ¿cuál ha sido su evolución?

R. En la actualidad esta comunidad está formada por más de 100 empresas que trabajan con el iForce Ready Center, un centro de pruebas situado en Madrid que ayuda a nuestros clientes a definir, evaluar y certificar la mejor arquitectura para sus soluciones. El planteamiento de negocio, según nuestros clientes, tiene que pasar por ofrecer soluciones de forma rápida que garanticen un retorno rápido de la inversión. Nuestra propuesta es altamente modular, ya que buscamos soluciones a los proyectos combinando componentes y soluciones de muchos socios. Esto es radicalmente diferente a lo que se puede encontrar en el mercado, donde hay compañías que dicen eso de 'yo te hago todo'. Estamos apostando por añadir valor a cambio de reducir la complejidad y el coste asociado a las mejoras tecnológicas; es decir, reducir costes mediante la ingeniería y no mediante los servicios. Debemos reducir la complejidad del I+D para que la mejora del producto final no suponga un encarecimiento.

P. ¿Cuál ha sido la evolución de las aplicaciones que utilizan lenguajes abiertos como Java frente al empuje de otros abiertos como Unix, y los cerrados, como el .net de Microsoft?

R. Esta batalla está establecida desde 1992. La mayor demanda de lenguajes abiertos es una respuesta a ciertas situaciones de excesivo control del mercado. A los que la critican por considerarla una demanda exclusiva de los desarrolladores habría que decirles que no existiría demanda, si no hubiera clientes interesados en códigos abiertos. Si existe la oferta, existe la demanda y a su vez la necesidad. Las iniciativas de software abierto están obligando a mucha gente a que se dé respuesta a esas peticiones, aunque todavía no está muy claro si lo que los clientes quieren es un sistema abierto o de bajo coste. Sin duda, este cambio de mentalidad va a contribuir a animar una polarización de lenguajes abiertos frente al sistema cerrado de Microsoft. Java se puede ejecutar en cualquier entorno, desde un gran servidor empresarial hasta en un teléfono móvil, y en muchos sistemas operativos (Solaris, Linux, Win 32 o MacOS), mientras que Microsoft sólo funciona con Windows.

P. ¿Cuáles son las empresas que más interés están mostrando por las arquitecturas abiertas?

R. Ahora mismo, el sector público está teniendo un papel muy importante por la capacidad inversora y la necesidad de modernización que tiene. Así lo demuestran iniciativas para ganar eficiencia y mejorar el servicio al ciudadano, como portales del ciudadano o intranet administrativas. Uno de los sectores más interesantes es la Sanidad, en la que se está investigando mucho mediante tarjetas sanitarias con microprocesadores. Además, hay otros sectores clásicos en los que se sigue invirtiendo en soluciones para mejorar la operatividad de las ya instaladas, como la banca y los seguros, aunque actualmente no son los que más dinero están gastando.

P. Los servicios de sistemas operativos abiertos aplicados a tecnología móvil o a banda ancha han sufrido retrasos, ¿van a cumplir los plazos?

R. Ha habido retraso, pero no retroceso. Java se está convirtiendo en el nuevo estándar para servicios móviles con el respaldo de los mayores fabricantes (Nokia, Siemens, Sony Ericsson, Motorola, NEC, Mitsubishi o Panasonic). Los usuarios podrán acceder a nuevos servicios, sin necesidad de instalar y almacenar aplicaciones y funciones que ocupen mucho espacio. La gran ventaja de Java es que es muy dinámico, de forma que la información descargada se usa como en la web, de forma local, sin conexión ni coste adicional.