Negocio

Los inversores vuelven a fijarse en las referencias económicas

Los inversores ahora, más que nunca, están pendientes de las referencias macroeconómicas que se conozcan a un lado y otro del Atlántico. Las últimas jornadas han sido de apatía y escaso volumen de negocio porque la semana pasada fue pobre en referencias económicas. La actual, sin embargo, está llena de datos. Alemania abrió la tanda ayer con la publicación del índice IFO, que mide el clima empresarial en el país. Se batieron expectativas, porque subió en mayo a los 87,6 puntos, frente a los 86,6 del mes anterior, pese a la fuerte revalorización del euro. Algunos analistas habían pronosticado una caída debido a la debilidad económica que viene mostrando Alemania desde hace meses.

José Luis Martínez, economista de Citigroup, opina que el dato del IFO es positivo, aunque matizable, porque el nivel alcanzado sigue siendo muy inferior al de los dos primeros meses del año.

Atención en EE UU

Hoy hay otra cita importante para los mercados de la parte de Estados Unidos. Se publicará la confianza del consumidor en mayo y las ventas de nuevas viviendas y de segunda mano. Después de cuatro meses de caídas, la mejora de la percepción sobre la economía entre los estadounidenses tras finalizar el conflicto con Irak permitió que el índice de confianza del consumidor registrara en abril la mayor subida en 12 años, hasta situarse en 81 puntos, frente a las 61,4 del mes anterior.

Para los expertos, otra referencia importante en la semana es el dato preliminar del producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos en el primer trimestre, que se conocerá el próximo jueves. Se espera que se sitúe en el 1,8%, mejorando en dos décimas el dato avanzado. El fasto personal centrará la atención del viernes.