BT consigue la rentabilidad operativa en España tras crecer un 22% el último año

Después de más de una década de actividad en España, BT parece haber encontrado el modelo de negocio que le permite ser rentable. La filial de la operadora británica hizo ayer públicos sus resultados del ejercicio fiscal 2002-2003 cerrado en marzo y ha terminado un año completo con Ebitda positivo por primera vez.

El control de costes y el foco en los clientes de mayor gasto y más rentabilidad han permitido tornar en negro las pérdidas operativas de BT en España. En los últimos años, la operadora ha dado un giro radical a su estrategia y ha abandonado el segmento residencial para centrarse en clientes empresariales, Administraciones públicas y el sector financiero.

Fruto de este cambio es la adjudicación del concurso para proveer telecomunicaciones al Ministerio de Administraciones Públicas, el contrato con Galileo o el conseguido recientemente para dar servicio a las gasolineras de Repsol.

La nueva estrategia ha permitido a BT crecer un 22% en ingresos, hasta 227 millones de euros, nueve veces más que el sector de las tecnologías de la información. La empresa está en pérdidas, pero no es posible saber de qué cuantía porque no publica su cuenta de resultados completa.

Todas las áreas de actividad de BT experimentaron crecimientos significativos. Los minutos de servicios de voz superaron los 77 millones, lo que supone un incremento de más del 100%. En el área de datos e Internet, el número de puntos de acceso de clientes se duplicó y alcanzó los 21.500.

Para este año, la previsión es mantener un ritmo de crecimiento en facturación también superior a la media, por encima del 10%. Ello permitirá cerrar el último trimestre de su año fiscal -enero a marzo de 2004- con flujo de caja positivo. El beneficio neto llegará, según aseguró ayer el director general de BT en España, Luis Álvarez, hacia finales del ejercicio siguiente.

Las cifras registradas el último año han permitido a BT España convertirse en la cuarta operadora del grupo BT Global Services por importancia y en la que más crece.