Provisión total de 80 millones por Argentina

Ante la situación de suspensión de pagos por la que ha pasado Aerolíneas Argentinas, Iberia tiene constituidas provisiones por un valor total de 80 millones de euros 'para hacer frente a las posibles insolvencias y responsabilidades que pudieran derivarse de las operaciones' financieras con la empresa argentina.

Además del préstamo en litigio con Banesto, Iberia, que fue gestor y accionista de la empresa argentina durante la década de los noventa, tiene otras deudas pendientes de cobro, menores en todo caso al préstamo citado, e incluso adeuda dinero a la firma austral por tráfico comercial.

Por una parte, Iberia otorgó en 1999 dos préstamos a Aerolíneas por valor de 3,5 y 2,3 millones de euros, con vencimiento en 2006 y 2000, respectivamente. El importe total de estos préstamos y sus intereses se encuentran pendientes de cobro al 31 de diciembre 2002, y suman 6,3 millones dc euros, según consta en la memoria de la compañía de ese ejercicio. Adicionalmente, Iberia tiene concedido un aval en relación con Aerolíneas Argentinas por importe de seis millones de dólares.

Asimismo, una y otra compañía tienen cuentas a cobrar y a pagar de carácter comercial por un importe neto aproximado de 23 millones.

Para resolver de forma definitiva estos contenciosos, ambas compañías firmaron un acta el pasado 8 de noviembre, cuando Aerolíneas Argentinas no había levantado todavía la suspensión de pagos, en la que se acordó la compensación de los créditos recíprocos devengados, según fuentes solventes del sector. En todo caso, al cierre del ejercicio 2002, Iberia mantenía dotadas esas provisiones.

Por lo que respecta a los créditos concedidos a la Venezolana de Aviación (Viasa), empresa que Iberia abandonó hace años, que proceden de ejercicios anteriores, están totalmente provisionados. A cierre de año ascendían a 25,6 millones de euros.