Protestas

Los controladores aéreos franceses van a la huelga por la reforma de las pensiones

Los controladores aéreos de Francia van hoy a la huelga en protesta contra el proyecto de ley de reforma del sistema de pensiones del Gobierno, que ha provocado numerosos paros en las últimas semanas en todo el país.

Air France suspenderá dos tercios de sus vuelos domésticos y europeos. Los vuelos transoceánicos no se verán afectados. La alemana Lufthansa cancelará 40 vuelos por motivo de la huelga y la holandesa KLM eliminará un total de 11 vuelos hacia Francia. En total, alrededor de un 80% de los vuelos con destino y origen Francia se verán afectados por el paro. 'Habrá servicios mínimos, que de media supone que un 20% de los vuelos están garantizados', aseguró el portavoz de la autoridad francesa de aviación civil (DGAC).

Pese a las fuertes protestas suscitadas, el Gobierno sigue decidido en sacar adelante el proyecto. Su portavoz, Jean-François Copé, confirmó que mañana se presentará el proyecto de ley que reforma las pensiones y que no se volverán a abrir las negociaciones con los sindicatos.

Por otro lado, Francia sigue desafiando la disciplina de la zona euro y se niega a aceptar las recomendaciones del resto de socios para que reduzca su déficit público (3,1% en 2002) por debajo del máximo permitido del 3%. El conflicto gira, esta vez, en torno al esfuerzo fiscal que París debería acometer durante el año 2003. Frente a la exigencia de algunos países de que el Gobierno galo reduzca el déficit un 0,5% en este ejercicio, París sólo acepta una cifra que no supere el 0,1%. Reino Unido, Italia y, en parte, Bélgica han secundado la resistencia francesa, según fuentes próximas a la negociación de un texto que deberán concluir los ministros de Economía de la zona euro el próximo lunes.

La ausencia de Londres en esa reunión puede debilitar la posición francesa. La Comisión Europea prevé que el déficit galo se sitúe este año en el 3,7% del PIB si no se adoptan medidas correctoras. Y frente a la promesa de París de situarse por debajo del 3% en 2004, Bruselas considera 'incierta' la viabilidad de una corrección del déficit excesivo el año que viene. Una violación por tercer año consecutivo de las normas europeas podría desencadenar un procedimiento sancionador contra Francia, con multas de hasta el 0,5% de su PIB.