_
_
_
_
_
Coste laboral

Los empresarios destinan el doble a indemnizar despidos que a formación

Los empresarios gastan el doble de dinero en pagar indemnizaciones por despido que en formar a sus empleados. El coste laboral bruto por trabajador y año ascendió en 2001 a 22.493,21 euros, de los que 149,13 euros de media se destinaron a pagar indemnizaciones por ajustes de plantilla y 75,97 euros a la formación de los trabajadores.

Esta es una de las conclusiones de la última encuesta anual de coste laboral correspondiente a 2001 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, con las respuestas de los empresarios con 10 o más asalariados de la industria, la construcción y los servicios.

Según dicha encuesta, el coste laboral bruto por trabajador al año en 2001 (22.493,21 euros) representa un 3% menos que el año anterior.

Si bien de este coste bruto hay que descontar una media de 198,81 euros que reciben los empresarios en subvenciones a la contratación por cada trabajador. Esto supone que los empresarios gastan casi lo mismo en ajustar sus plantillas que en incentivos a la contratación.

La mayor parte de este coste (16.471,22 euros) se destina al pago de los salarios, lo que supone el 73,23% del gasto laboral bruto total. Junto a esta parte, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social constituyen el 22,68% del coste laboral, a lo que se destina una media por trabajador y año de 5.101,41 euros.

El sector de la construcción fue el que tuvo un menor coste laboral bruto (20.773,07 euros por trabajador al año), mientras que la industria fue el que tuvo el más alto (25.456 euros). Los empresarios del sector servicios desembolsaron una media de 21.769,15 euros por cada empleado al año.

Los salarios más altos se encontraron en la industria, con una media de 18.506,30 euros, lejos de la construcción donde los empresarios pagaron en sueldos una media de 14.822,79 euros a cada empleado.

El coste medio de las indemnizaciones por despido se elevó a 238,26 euros en la industria, a 137,10 euros en el sector servicios y tan sólo a 46,71 euros en la construcción por trabajador al año.

La diferencia de lo que destinan los empresarios a formación profesional también varía considerablemente en función del sector. El empresario de la industria es el que más dinero emplea del coste laboral en formar a sus empleados, una media de 98,06 euros por trabajador; en el sector servicios se invierten 79,86 euros de media y en la construcción, 20,90 euros.

Si se analizan las comunidades autónomas, el coste laboral bruto más alto por trabajador lo registró Madrid (26.755,90 euros). Otras comunidades con un coste laboral elevado en 2001 fueron País Vasco (26.174,98 euros), Navarra (24.546,37 euros) y Cataluña (23.637.97 euros).

Por el contrario, los empresarios que menos costes laborales brutos pagan son los de Murcia (18.308,53 euros por trabajador al año), Extremadura (18.385,46 euros), Canarias (18.701 euros) y Castilla-La Mancha (19.180,97 euros).

Más información

Archivado En

_
_