_
_
_
_
Elecciones 2003

Aznar esgrime el conflicto vasco en su intento por movilizar el voto

Las últimas previsiones que maneja el PSOE ofrecen a este partido una ventaja sobre el PP de poco más de 40.000 votos en toda España, a partir de la consulta municipal pendiente de celebrar en 8.108 ayuntamientos. De ser así, se invertiría el resultado que arrojaron las elecciones municipales de 1999, en las que el PP se impuso al PSOE por una diferencia algo superior a los 37.000 votos.

La batalla de Madrid centra buena parte de la atención en los dos grandes partidos. Las últimas muestras electorales de que disponen el PP y el PSOE reflejan un claro avance del primero, que a día de ayer tendría asegurado el gobierno de la comunidad y el del ayuntamiento. Anticipan también un retroceso del PSOE como consecuencia de la desmovilización del electorado de izquierda, que tuvo su punto álgido de activismo durante la guerra de Irak.

En esta estrategia de movilizar al máximo al electorado de centro que el domingo puede inclinarse indistintamente por el PP o por el PSOE se enmarca la táctica de José María Aznar de agitar el conflicto vasco como foco de atracción del votante indeciso, así como la insistente alusión a asuntos tan sensibles como el de la vivienda, que hoy tendrá su día grande, o el de la inmigración.

El presidente se empleó ayer a fondo en Bilbao contra el líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien retó a desvelar con quien pactará el PSE después del domingo en los ayuntamientos vascos. En su opinión, Zapatero sigue instalado en 'el silencio más estéril'. También exigió al PNV que cumpla la ley después de haber tenido una firmeza de 'cartón-piedra' contra el terrorismo. Aznar concurre en la lista municipal del PP en Bilbao en el último puesto.

El jefe del Ejecutivo mantuvo que las elecciones del domingo pueden ser un 'paso de gigante' para que, frente al nacionalismo, 'cuaje' la alternativa de la libertad, informa Efe.

Zapatero invitó ayer a los ciudadanos a no entrar en los continuos 'señuelos' electorales del presidente del Gobierno.

Orden del Supremo

El Tribunal Supremo colocó también ayer al País Vasco en el foco de la actualidad al ordenar, con la unanimidad de 16 magistrados, la disolución del Grupo Sozialista Abertzaleak, heredero de Batasuna, en el Parlamento de Vitoria.

El tribunal incorpora a su resolución un requerimiento al presidente de la Cámara vasca, Juan María Atutxa, para que la Mesa de esta institución lleve a efecto 'sin demora' la disolución, con la advertencia de que el incumplimiento de la orden supondría un 'grave atentado al Estado de derecho'.

El Supremo constata que el grupo parlamentario que ordena disolver tiene 'idéntica composición personal', es decir, los mismos siete diputados, que el grupo de Batasuna, que funcionó hasta el 16 de abril de 2001. De ese dato concluye que la creación del grupo 'no es sino un artificio más' encaminado a obstaculizar los efectos de la ilegalización de Batasuna.

PNV, EA e IU rechazaron ayer la disolución inmediata del Grupo Sozialista Abertzaleak, al considerar que es precisa una reforma del reglamento de la Cámara autonómica para posibilitar su paso al grupo mixto.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_