Petición

El sector del automóvil se moviliza para conseguir un nuevo plan Prever

El 31 de diciembre se termina el plan Prever y el mundo del automóvil está muy preocupado por la posibilidad de que no sea renovado. Ante tal posibilidad, las principales patronales del sector están elaborando una petición conjunta para solicitar al Gobierno un nuevo plan que empiece a funcionar el 1 de enero de 2004.

La solicitud, que todavía no está cerrada, se presentará a varios ministros en breve, según explica Germán López Madrid, presidente de la patronal Aniacam que agrupa a las importadoras automovilísticas. Junto a Aniacam, secundan la propuesta Anfac (fabricantes de automóviles y camiones), Anesdor (constructores de motocicletas), Faconauto (concesionarios de automóviles), Fecavem (Federación Catalana de Vendedores de Vehículos a Motor), Sernauto (fabricantes de equipos y componentes), Ganvam (vendedores de vehículos usados), Racc (Real Automóvil Club de Cataluña) y Race (Real Automóvil Club de España).

Sin embargo, las patronales entienden que el actual plan Prever en los términos en que está establecido ya está muerto. De hecho, el pasado 2002 cayó casi un 20% respecto a 2001. La petición que presentarán al Gobierno se esforzará en explicar las bondades de modificarlo, aunque, sobre todo, en la necesidad de aprobar uno nuevo.

Los argumentos a favor del nuevo Prever se centrarán en cuatro puntos, según López Madrid. Primero, rejuvenecer el parque de automóviles en España, ya que cerca del 40% tiene más de diez años. En segundo lugar, mejorar el efecto medioambiental al retirar vehículos sin catalizador. El tercero irá enfocado a la seguridad vial. Por último, las patronales esgrimirán ante el Gobierno la reactivación del mercado apoyando a los adquirentes de menor poder adquisitivo.

La solicitud que se entregará en breve no entrará en el detalle de las propuestas del sector para un futuro plan. 'En un primer momento, lo que se busca es que el Gobierno entienda la necesidad de renovar el Prever. Después ya habrá tiempo para entrar en los detalles técnicos', aclara el presidente de Aniacam, que matiza: 'En estos momentos no hay una firme y clara voluntad del Gobierno por renovar el plan, aunque estoy convencido de que si se lo exponemos correctamente tenemos grandes posibilidades de que lo renueve'.

Apoyo de Piqué

En el sector son conscientes de la premura de su actuación, pues en los meses de junio y julio se inician los debates en Consejo de Ministros para los Presupuestos Generales de 2004. La propuesta cuenta con el apoyo de Piqué, que se ha mostrado públicamente a favor de un nuevo plan. En contra tienen a Hacienda, que ve la medida como un gasto. La actual ministra de Medio Ambiente, Elvira Rodríguez, conoce de primera mano las peticiones del sector, pues ya se las expusieron cuando era secretaria general de Presupuestos.

Una vez que las patronales obtengan el compromiso del Gobierno de incluir un nuevo plan en los Presupuestos, entrarán en una fase de negociación. Para ello prepararán un informe más detallado donde expondrán y cuantificarán los beneficios de renovar las subvenciones a la compra del automóvil.

En la actualidad se ofrecen ayudas públicas a los compradores que adquieran un coche de primera mano, siempre que entreguen un vehículo de más de 10 años para achatarrar.

Entre las ideas para el futuro plan que han salido ya a la luz, las patronales pretenden que el Gobierno incluya como beneficiarios a compradores de coches de segunda mano actualmente excluidos. Se busca acercar el plan a personas de un menor poder adquisitivo. Además, pedirán la rebaja de la antigüedad del coche que se entrega de diez a ocho años.

Pero estas medidas serán concretadas en un documento posterior.

Faconauto ya ha presentado su propuesta a título individual

Aunque el sector del automóvil en su conjunto es consciente de que la unidad hace la fuerza, a título individual varias patronales han defendido en varios foros las medidas que les gustaría que fueran aprobadas para el próximo año e, incluso, una de ellas ha formalizado la propuesta ante el Gobierno.

Faconauto, patronal de concesionarios de automóviles, ya ha presentado un documento detallado a varios miembros del Ejecutivo, según ha declarado a Cinco Días su presidente, Juan Arévalo.

Concretamente han entregado la propuesta al ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, que se ha mostrado favorable, al menos a renovar el Prever para el año que viene.

Hacienda es más dura de roer. Según Arévalo, han pedido entrevista con Montoro, pero hasta la fecha no les ha recibido. Del área económica el único que les ha atendido hasta la fecha ha sido el secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, que según el presidente de Faconauto se ha limitado a un 'acuse de recibo'.

La propuesta de Faconauto, más detallada que la que van a presentar conjuntamente las patronales, plantea una subida de las actuales ayudas (480,81 euros y 721,21, según modalidad) hasta 1.051,77 euros. Proponen igualmente rebajar de 10 a 7 años la antigüedad de los vehículos entregados en la compra; que no se pida un tiempo mínimo de titularidad del coche achatarrado como en el plan actual que exige al menos una propiedad de nueve meses y, por supuesto, la inclusión de coches usados con catalizador como posibilidad de compra. En este caso, Faconauto pide una deducción de 721,21 euros en IRPF o en sociedades.

Faconauto junto con la propuesta ha presentado un informe en el que calcula que con el nuevo plan aumentará un tercio la solicitud de ayudas y, por tanto, la compra de coches con el consiguiente aumento de la recaudación fiscal para el Estado.