ANÁLISIS

Red Eléctrica, sobreponderar

estrategico

Precio: 10,66 euros (14/05/03)

REE presentó unos resultados positivos, en los que destaca una vez más el buen comportamiento de su negocio tradicional, si bien este se ha visto impulsado durante el periodo considerado por las últimas adquisiciones efectuadas y la entrada en consolidación de su filial boliviana TDE. En contraposición, telecomunicaciones sigue penalizando las cuentas de la compañía con aportaciones negativas tanto a nivel de EBITDA como de beneficio neto.

Aspectos positivos:

En contra:

Recomendamos SOBREPONDERAR el valor con precio objetivo 12 euros.

financiero

El pasado noviembre REE realizó una revisión de su plan estratégico, que incide especialmente en los siguientes aspectos:

1)Proceso inversor: REE prevé invertir en los próximos años alrededor de 1.000 millones de euros en la ampliación y el refuerzo de la red de transporte española y boliviana y en el despliegue de una red de fibra óptica inteligente dentro del negocio de telecomunicaciones.

2)Telecomunicaciones: REE ha decidido disminuir su plan de inversiones de 400 a 150 millones de euros. Se espera que esta filial alcance punto muerto en EBITDA entre 2004 y 2005 y a nivel de beneficio neto a partir de 2006.

3)Perfil internacional: las inversiones realizadas hasta la fecha se concentran en Perú y Bolivia. A pesar de la crisis en Latinoamérica, la compañía no descarta seguir creciendo a nivel internacional, aunque las alternativas que se estarían actualmente estudiando son de pequeño tamaño y con un planteamiento más selectivo.

4)Revisión objetivo de crecimiento BPA 2002-2006: intentará incrementar el BPA entre un 13% y un 15% hasta 2006, lo que permitirá seguir con un crecimiento continuado de la retribución al accionista.

Resultados de primer trimestre de 2003

Los resultados de REE en el primer trimestre de 2003 se han visto impulsados por las recientes adquisiciones de las redes de transporte de Unión Fenosa y Endesa así como la entrada en el perímetro de consolidación de la compañía boliviana TDE. Estos hechos hacen que las cuentas no resulten estrictamente comparables, generando desviaciones en todas las magnitudes.

La cifra de negocio ajustada (neta de compras de energía) se ha situado en 165,2 millones de euros, con un aumento del 61,9% respecto al mismo periodo del año anterior. Este significativo crecimiento se deriva del incremento de los ingresos por transporte, gran parte vinculados con los activos adquiridos a Endesa y Unión Fenosa, (+40%) y la entrada en consolidación de la boliviana TDE, así como el avance de las obras de soterramiento de la línea San Sebastián de los Reyes-Morata-Loeches, afectada por el Plan Barajas.

A nivel operativo, el EBITDA creció un 50,4%, a pesar de unos mayores gastos operativos y de personal. Estos últimos aumentan un 19%, habiéndose incrementado la plantilla media un 15,4%, principalmente por la incorporación de 107 personas de TDE. Por áreas, el negocio eléctrico nacional incrementa su aportación a la cifra global como consecuencia de las últimas adquisiciones, TDE contribuye con 3,8 millones de euros, mientras, Albura, la filial de telecomunicaciones, sigue lastrando al grupo con un EBITDA negativo de ­5,7 millones de euros. La compañía ha rebajado su plan de inversiones en esta área a la vez que ha situado el break-even en EBITDA entre 2004 y 2005 y a nivel de beneficio neto a partir de 2006. Tanto el margen EBITDA (65,5% Vs. 70,5% 1T02) como EBIT (37,7% Vs. 43,1% 1T02) experimentan un ligero deterioro respecto al mismo periodo de 2002.

El menor crecimiento del EBIT (+41,4%) en comparación con el EBITDA (+50,4%) es debido a las mayores amortizaciones ocasionadas por la entrada en servicio tanto de instalaciones eléctricas como de telecomunicaciones y la integración de TDE. Finalmente, el fuerte aumento de los gastos financieros (-16,1 Vs. ­5,2 millones de euros en 1T02) se deriva de un mayor apalancamiento financiero, consecuencia de la adquisición de los activos de transporte de Endesa y Unión Fenosa. La deuda neta se sitúa en 2.209,6 millones de euros, lo que supone un incremento de 701,9 millones respecto al cierre del ejercicio pasado.

Las inversiones consolidadas realizadas durante el primer trimestre ascienden a 569,2 millones de euros. REE ha destinando la mayor parte del esfuerzo inversor a la adquisición de las redes de transporte de Unión Fenosa y Endesa (535 millones) y a la ampliación y mejora de la red del distribución (5,6 millones). Al hilo con las líneas descritas en su plan estratégico, Albura, filial de telecomunicaciones, sigue reduciendo su peso a la cifra global, con un desembolso de 5,6 millones de euros frente a los 15,6 de 1T02.