Sistema

Gobierno y operadoras ponen en marcha un plan que inutilizará los móviles robados

Los operadores y fabricantes de teléfonos móviles junto al Gobierno, van a poner en marcha mañana en Madrid y Barcelona un sistema para imposibilitar el uso de móviles robados. El objetivo de esta iniciativa es desincentivar la sustracción de los teléfonos, ya que el terminal dejará de tener valor si se bloquea. El plan, se extenderá, consecutivamente al resto del territorio, y el 30 de junio de este año, estará disponible para todas las líneas de los operadores de telefonía móvil de España.

La solución técnica a la que todos los operadores se han comprometido incluye la creación de una lista conjunta de teléfonos móviles sustraídos, de forma que las compañías puedan bloquear el terminal. En este sentido, los fabricantes han añadido una nueva especificación técnica para reforzar la inviolabilidad del número IMEI (se trata de un número de identificación del terminal a nivel mundial, similar al número de bastidor de los vehículos) de los teléfonos móviles. Además, la Administración está trabajando para tipificar como delito la manipulación del número IMEI, así como la tenencia de infraestructura para su alteración.

Actuaciones en caso de robo

En caso de robo o hurto del terminal móvil el cliente deberá informar lo antes posible a su compañía telefónica. De esta manera, la compañía procederá a suspender inmediatamente su línea y dará comienzo al proceso de bloqueo del terminal. Además, el usuario, si anteriormente no ha registrado su IMEI en el operador, tendrá que denunciar el robo o hurto en la Comisaría de Policía o Guardia Civil más cercana, aportando los datos de su línea y su terminal móvil (IMEI).

Todos los usuarios -tanto de contrato como de prepago- podrán solicitar el bloqueo del terminal, independientemente de cuál sea su compañía de telefonía. Para conseguir el bloqueo de los teléfonos es necesario facilitar a las operadoras el número IMEI, que consta de 15 dígitos, por lo que es recomendable obtenerlo y guardarlo en un lugar seguro. El bloqueo será efectivo en un plazo máximo de 72 horas, después de que las operadoras realicen una serie de verificaciones e intercambien datos con el resto de compañías, para que el terminal sustraído quede inutilizado en todas las redes móviles.

El número IMEI de un teléfono puede obtenerse marcando *#06# (asterisco, almohadilla, 06, almohadilla); pulsando llamar en su terminal, y verá en la pantalla el número IMEI; buscándolo en el terminal móvil, normalmente en el compartimiento de la batería; o en la caja de embalaje del móvil, en los papeles con las instrucciones, o en la factura de compra. El usuario que haya solicitado el bloqueo de un terminal podrá, después, solicitar el desbloqueo si, por ejemplo, recupera el terminal móvil. Para ello, las operadoras tendrán que efectuar una serie de comprobaciones.