Internet

Artificial Solutions crea un guía virtual para buscar dentro de las webs

Sara, Erik, Natalia o María son los nombres de los guías interactivos que la firma sueca Artificial Solutions ha creado para las webs de compañías que quieren facilitar la búsqueda de información. El reto de estas imágenes que responden al lenguaje coloquial es atraer la atención de aquellos que no están habituados a utilizar Internet.

El cliente que busque información en la web de la aseguradora DKV tiene dos opciones: navegar por las páginas hasta encontrar los datos que necesita o preguntárselo directamente a Sara. Si se tiene en cuenta que la web está compuesta por 4.000 páginas, quizá muchos usuarios prefieran pasar directamente a la segunda opción.

Sara es una imagen que aparece en la parte superior izquierda de la web de la aseguradora desde hace un mes y que ayuda al visitante a encontrar la información deseada. Es una especie de buscador que entiende el lenguaje coloquial y responde en tiempo real, con lo que facilita la navegación a los no internautas.

El consejero delegado de DKV en España, Josep Santacreu, explica que uno de los objetivos de la inclusión de Sara en la web es conseguir que los visitantes pasen de la primera página. En la actualidad, la web recibe unas 25.000 visitas mensuales y tiene 8.000 clientes registrados. DKV iniciará en breve una campaña publicitaria entre sus clientes para animarlos a que se acerque a la web. 'Una solución de este tipo es especialmente importante para una página de una compañía de seguros por la cantidad de información que nos demandan los clientes', explica Santacreu.

El centro de atención telefónica de DKV recibe cada día 1.500 consultas, con una duración media de tres minutos. Si la demanda de información se realiza a través de Internet el tiempo empleado es de 12 minutos, una cifra que Santacreu espera acortar con la introducción del guía interactivo.

La compañía sueca Artificial Solutions ha creado a Sara a partir de una plataforma tecnología de la empresa alemana Kiwilogic, con la que ha firmado un contrato de exclusividad para España y Suecia. Sara puede atender simultáneamente a 20 personas. Artificial Solutions ha dotado a Sara de una historia personal concreta. Tiene 44 años, esta casada con Josep y tiene dos hijos de 10 y 8 años. Si se le pregunta por deportes dice que últimamente se está aficionando al baloncesto y, curiosamente, no se pierde un partido del DKV Joventut de Badalona.

Johan Ahlud, director general de Artificial Solutions Iberia, explica que la apariencia y personalidad de cada guía interactivo suele estar en consonancia con el tipo de web en la que se incluye. En el caso de Erik, el guía interactivo que han creado para la Hacienda sueca, 'no tiene apariencia humana, es muy correcto en el trato y algo seco, no responde a preguntas personales', explica.

La Administración electrónica es uno de los campos en los que Artificial Solutions espera generalizar sus productos. 'Es quizá donde más se desarrollará la atención al cliente a través de Internet, creemos que es un sector muy propicio para crecer', explica Ahlud.

La empresa sueca empezó a instalar los robots interactivos hace año y medio en las webs corporativas de bancos, grandes empresas de energía y la Hacienda sueca. Ahlud cree que los ejemplares que 'oigan y hablen', que ya están disponibles, se generalizarán 'cuando la mayoría de usuarios tengan equipos informáticos adecuados'.

Sara, la guía interactiva que la empresa sueca Artificial Solutions ha desarrollado para la aseguradora DKV, entiende y escribe, por ahora, en castellano. Pero sus responsables ya están preparando una versión en catalán, debido a la implantación que tiene esta compañía en esta comunidad autónoma (el 40% de los clientes viven en Cataluña).

Johan Ahlund, director general de Artificial Solutions, explica que en el caso de los guías interactivos que utilizan más de una lengua, primero se hace la implantación en un idioma y cuando se comprueba su funcionamiento se incorporan las otras. Un buen ejemplo de asistente políglota se puede ver en la web corporativa de Artificial Solutions. María, con imagen de apariencia humana, atiende a los visitantes en castellano, catalán, sueco e inglés. Ahlund explica que muchos clientes se olvidan de que están hablando con un robot y hablan a los asistentes como si fueran personas. Sara atiende en la página de DKV a una media de 150 personas al día.