Campañas digitales

El caso Maragall y la iniciativa Candidato2003.net

La primera iniciativa en España de campaña electoral en la Red fue la desplegada por Pasqual Maragall en los comicios autonómicos catalanes en octubre de 1999. Fue el primero que hizo una transposición de las campañas norteamericanas en la Red que sí habían tenido éxito. 'Hizo un uso estratégico de las nuevas tecnologías, que sin duda no le castigó', dice Albert Valle, director del programa de Ciencias Políticas de la UOC. Maragall abrió la posibilidad de hacerse voluntario por Internet. Estos grupos de simpatizantes crearon sus propias webs de respaldo al candidato, con grandes dosis de sátira contra sus adversarios. 'Entre todos consiguieron amplificar el mensaje', añade Valle.

De cara a las elecciones del 25 de mayo, también han surgido iniciativas interesantes. Por ejemplo, la unidad de consultoría de Europa Press ha puesto en marcha Candidato2003.net, que se enmarca dentro del programa europeo e-Europe. 'Es una experiencia pionera de democracia participativa', explica Jaime Estévez, director del proyecto. 'El objetivo es crear un parlamento virtual durante 10 días, y las conclusiones nos permitirán conocer la predisposición de los ciudadanos a participar en programas políticos'.

Para poner en marcha la iniciativa, sus promotores -entre ellos, la Junta de Castilla y León, el Parlamento y Gobierno vasco, el Parlamento de Andalucía, la Generalitat de Cataluña, la Diputación de Granada y la Federación Española de Municipios y Provincias- han escogido cuatro pueblos con un máximo de 60.000 habitantes: Aranda de Duero, Jun, Manresa y Sopelana.

¿Cómo funciona? Los candidatos reciben preguntas a través de la Red y se comprometen a contestarlas en un máximo de 24 horas. El programa del candidato estará publicado en la web en todo momento y podrá ser modificado por el candidato a raíz de las demandas expresadas por los ciudadanos. La inversión de Candidato2003.net ha sido de 30.000 euros.

Otra experiencia pionera ha sido la de Jun. El municipio granadino es el primero en España que no utiliza papel en la campaña electoral. Los carteles y los folletos han sido sustituidos por e-mails y SMS. 'Los partidos políticos envían a la plataforma Electoralnet un correo electrónico con la información electoral y ésta se manda a los 673 ciudadanos que hay de momento registrados en la dirección oficial para participar en los procesos de teledemocracia'.

José Antonio Rodríguez Salas, primer teniente de alcalde de Jun, tiene calculado el ahorro de costes: 0.75 euros por ciudadano y partido político; 6.108 en el total de la población de Jun. A nivel nacional, los partidos se ahorrarían, dice, 901.000 euros.

Valle está convencido del valor del mensaje político por e-mail: 'Puede llegar al lugar de trabajo, pero difícilmente un mensaje político por televisión va a llegar a la oficina. Está comprobado que en contraposición con la televisión, en la primera franja horaria del día la potencia del e-mail es mucho mayor que la televisión'.