Cine

Recordando a Fellini

Veinte títulos compiten en esta ocasión por la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes, que este año rinde homenaje al fallecido director italiano Por M. Paul

Fanfan la Tulipe vuelve a Cannes. El clásico de 1952 de Christian-Jaque e interpretado por Gerard Philipe y Gina Lollobrigida cosechó el Premio de la Puesta en Escena el año en que Orson Welles se llevó la Palma de Oro por su Othello. Medio siglo después, la versión que Gerard Krawczyk ha hecho de la comedia de aventuras, con Vincent Pérez en el papel de Fanfan y Penélope Cruz en el de gitana embaucadora, será la encargada de inaugurar el festival de cine el próximo miércoles, fuera de concurso.

Cannes se prepara para vivir la fiesta del cine con baile y música. En la apertura, una coreografía de Carolyn Carlson y Marie-Claude Pietragalla para rendir homenaje al jurado, presidido por el cineasta y hombre de teatro Patrice Chéreu. A continuación, Gilles Jacob, presidente de la 56 edición del Festival de Cine de Cannes, presentará la segunda entrega de su trilogía, Les Marches, etc. (une comédie musicale), un documental sobre la historia y rituales del festival.

Pero, por encima de todo, homenaje al cine. Este año, la organización recuerda a Federico Fellini, en el décimo aniversario de su muerte. Cannes ha programado una retrospectiva de su trabajo, para la que ha contado con la ayuda de Cinecittà y los productores del director italiano. Se mostrará material nuevo y restaurado, así como escenas inéditas que Fellini planeó inicialmente incluir en sus películas. Además, Cannes rendirá tributo a Jeanne Moreau, con la proyección de Cet amour-là, de Josée Dayan, y una cena en su honor, el sábado 24, la víspera de la clausura, en la que la actriz francesa recibirá el trofeo del festival.

La Croisette se viste de gala para recibir a sus ilustres invitados. El director bosnio Emir Kusturica presidirá el jurado de Cortometrajes y Cinéfondation, Wim Wenders encabezará el jurado de la Cámara de Oro -dedicado a reconocer a los autores más audaces- y Oliver Stone presentará la Lección de Cine. A la celebración se sumarán los miembros del jurado, las actrices Aishwarya Rai (India), Meg Ryan (Estados Unidos) y Karin Viard (Francia), el actor Jean Rochefort (Francia), los directores Steven Soderbergh (Estados Unidos) y Danis Tanovic (Bosnia), el escritor Erri De Luca (Italia), y el actor, guionista y director chino Jiang Wen. El festival también espera la presencia de numeras estrellas del celuloide, entre las que se encuentran Nicole Kidman, Lauren Bacall, Ben Gazzara, James Caan, Charlotte Rampling, Ludivine Sagnier, Sean Penn, Tim Robbins, Kevin Bacon, Isabelle Huppert, Tom Cruise y Penélope Cruz.

En la actual edición, el jurado ha visto 908 películas de 81 países diferentes y 1.590 cortos, un 10% más de cintas que en 2002. Del conjunto, sólo 20 películas competirán por la Palma de Oro, el máximo galardón del festival que el pasado año ganó Román Polanski con El pianista (Oscar también a la mejor dirección). Entre las candidatas, Dogville, el último trabajo de Lars von Trier, el director danés que venció en Cannes 2000 con Bailando en la oscuridad. La película está interpretada por Nicole Kidman.

Competencia

François Ozon, el director de Ocho mujeres, compite en Cannes con su primera película en lengua inglesa, Swimming Pool, protagonizada por Charlotte Rampling y Ludivine Sagnier. Junto al joven Ozon, veteranos como Clint Eastwood, que presenta en la sección oficial Mystic River.

El director americano Vincent Gallo presenta su segunda película, The brown bunny, de la que es productor, director y autor del guión. El británico Peter Greenaway aspira a la Palma de Oro con The moab story/The tulse luper Suitcase (primera parte), con un reparto plagado de caras conocidas, entre ellos Kathy Bates, Deborah Harry, Don Johnson, Madonna, Isabella Rosellini y Sting.

La competencia asiática llega de realizadores como Kiyoshi Kurosawa (Akarui Mira), quien no guarda parentesco con el célebre Akira, considerado una de las promesas del panorama cinematográfico japonés. El cine iraní está representado por A cinq heures de l'après-midi, de Samira Makhmalbaf.

El cine español estará presente en la sección Un certain regard, con las películas Soldados de Salamina, de David Trueba, y Les mains vides, de Marc Recha. La película Pau i el seu germà, rodada en catalán, de Recha, fue seleccionada hace dos años para competir en la sección oficial. Ese año triunfó La habitación del hijo, del Nanni Moretti.