Europa

Las dudas sobre la economía ponen freno a las Bolsas

Con un escenario económico poco alentador -tasa de paro en los niveles más altos en tres años y caída de la producción industrial en Alemania y Reino Unido-, las Bolsas dibujaron una clara tendencia a la baja a partir del miércoles. Sólo la fortaleza de Wall Street en la sesión de ayer evitó que la mayoría de las plazas europeas registraran un balance negativo en las últimas cinco sesiones. Para colmo, el repunte del euro sitúa a las empresas del Viejo Continente en clara desventaja competitiva.

No sentó nada bien en los mercados la decisión del BCE el jueves de dejar los tipos sin cambios, lo que a juicio de algunos expertos alienta aún más la fortaleza de la divisa europea por el diferencial existente entre Europa y EE UU en el precio del dinero, que atrae a los inversores hacia la deuda europea y aumenta la demanda de euros.

Pese al cierre en positivo de ayer por el empuje de Wall Street, la abundancia del color rojo en la gran mayoría de los sectores del Stoxx 600 sirve de ejemplo para ver que las ventas alcanzaron a todo el espectro empresarial. Especialmente dañino ha sido el castigo a los valores alemanes, los más afectados por el alza del euro. Cinco de los diez peores valores de la semana en el Stoxx 50 eran germanos: Basf (-7,43%), Deutsche Telekom (-3,82%), Munich Re (-2,21%), Siemens (-2,27%) y DaimlerChrysler (-2,51%).

Las petroleras han sido el único sector con una marcada tendencia alcista gracias al mantenimiento del precio del crudo por encima de 25 dólares. Shell (+7,52%), BP (+3,8%), Total (+3,29%) y Eni (+3,15%) figuraron entre la lista de los 10 mejores en las últimas cinco sesiones.