æscaron;ltima

Un avisador para obtener el precio justo

Hoy, su ordenador, su cámara de fotos digital o su móvil cuesta menos que ayer, pero más que mañana. La gran velocidad a la que avanza la innovación tecnológica hace que la informática y la electrónica vivan un constante reajuste de precios.

La cadena de tiendas informáticas PC Box conoce bien las fuertes fluctuaciones de precios que marcan a esta industria y ha puesto en marcha un servicio en su página web (www.pcbox.es) para que sus clientes se beneficien de ahorros diarios. Se trata de un sistema de alarmas que avisa a través del correo electrónico cuando el producto que se desea, ya sea un ordenador, una tarjeta de memoria o una impresora, alcanza el precio que el usuario está dispuesto a pagar.

'Somos importadores y queremos que las bajadas de precios diarias de nuestras compras repercutan el mismo día en nuestra oferta', explica Santiago Satorre, fundador y director de PC Box, que ya cuenta con 80 tiendas distribuidas por toda España, el 65% de ellas en régimen de franquicia.

PC Box es capaz de cambiar los precios de sus productos todos los días gracias a un software que ellos mismos han desarrollado, cuando la mayoría de los distribuidores tardan días y hasta meses en reflejar en sus precios estos ahorros.

El servicio ha tenido un gran éxito. En la primera hora de la puesta en marcha del 'avisador de precios' se registraron 1.500 usuarios, y actualmente, con apenas un mes de servicio, ya se han definido 4.000 alarmas.

El sistema tiene una limitación, pues el usuario puede reservar en la tienda más cercana el producto que desea comprar, pero no se lo envían a su domicilio. 'El mercado todavía es desconfiado y prefiere pagar en el mismo momento que recoge la mercancía en la tienda', opina.

PC Box, que prevé cerrar el año con 110 tiendas abiertas y que facturó 68,5 millones de euros en 2002, vive un éxito inusual para el mal momento que atraviesa el sector informático. Su secreto está en el original concepto que ofrece en sus tiendas.

En todos sus centros hay unos boxes o talleres donde el usuario puede confeccionar el equipo que desee con la ayuda un técnico. 'Podemos realizar cualquier configuración en un plazo de dos horas', asegura Satorre. Estos talleres permiten, además, contar con un eficaz servicio posventa de modo que cualquier avería se soluciona al momento y ante los ojos de su propietario. 'No nos ha afectado la caída de la demanda porque muchas de nuestras ventas proceden de la actualización de equipos. Nuestros clientes no necesitan tirar su ordenador para estar al día', comenta.