_
_
_
_
Aerolíneas

El consejo de Iberia cierra filas y nombra a Fernando Conte nuevo presidente

Fumata blanca en el consejo de Iberia para designar a Fernando Conte nuevo presidente ejecutivo de la aerolínea. Caja Madrid y otros miembros del consejo respaldaron finalmente la designación tras librar previamente, a lo largo de esta semana, una pugna sorda para nombrar una cúpula bicéfala, 'sin injerencias políticas'.

De este modo, el actual vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de ABB España se convertirá el próximo 12 de junio en el nuevo presidente de Iberia en sustitución de Xabier de Irala, cuya dimisión fue aceptada por el consejo, reunido en sesión extraordinaria.

El presidente tendrá plenos poderes ejecutivos, según fuentes del núcleo estable de accionistas, por lo que parece probable que se amortice el puesto de consejero delegado, que hoy ocupa Ángel Mullor. Fuentes de Iberia afirman, sin embargo, que el que ha sido mano derecha de Irala seguirá en la empresa tras la junta del 12 de junio.

Es más, dentro del accionariado de la aerolínea se afirma que la decisión de proponer a Conte como nuevo presidente, tras comunicar Irala al núcleo estable el pasado 30 de abril su renuncia al cargo, fue tomada por los socios de referencia el lunes por unanimidad, tras una reunión que se prolongó durante una hora y cuarto en la sede de Caja Madrid. La decisión le fue comunicada a Conte por Miguel Blesa, presidente de la caja madrileña y vicepresidente de Iberia, al día siguiente.

En todo caso, tras hacerse pública la candidatura de Conte el pasado fin de semana, se han producido intensos movimientos para influir en la designación y crear una presidencia sin perfiles ejecutivos a la que han optado el propio Miguel Blesa y Antonio Masa, consejero independiente en la aerolínea y bien conectado con Rodrigo Rato, según fuentes solventes.

Finalmente, ayer, los socios de Iberia han ratificado a Conte tras tener en cuenta 'su acreditada gestión empresarial y sus tres años de experiencia en el consejo de la empresa, que le permiten conocerla muy bien', según el núcleo estable.

Motivos

La decisión de Irala está motivada por su interés personal en acometer nuevos proyectos en el mundo empresarial, después de siete años al frente de Iberia en los que la compañía se ha situado como una de las mejoras empresas europeas del sector. Al mismo tiempo, la gestión ha provocado un fuerte desgaste del presidente en su pugna por cercenar el histórico poder de los pilotos y por sus enfrentamientos con el ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos.

En medios financieros se considera que su salida de Iberia está relacionada con su posible nombramiento como presidente de BBK, en la que actualmente es consejero, para sustituir a José Berroeta, que está próximo a su jubilación.

Tras su paso por General Electric y ABB España, de la que, al igual que Fernando Conte, fue consejero delegado, Irala asumió en 1996 la presidencia de la entonces aerolínea de bandera española, donde vivió los momentos más complicados de la compañía, como los conflictos con los pilotos o los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

En marzo de 2000 comenzó la privatización con la entrada en el capital social de Iberia de British Airways (9%), American Airlines (1%), Caja Madrid (10%), BBVA (7,3%), Logista (6,7%), El Corte Inglés (3%) y Ahorro Corporación (3%).

El proceso no estuvo exento de polémica, ya que el precio pagado por unos y otros socios fue distinto. Los accionistas españoles abonaron 2,73 euros por acción, mientras británicos y americanos pagaron el título a 1,19, al igual que el inversor minorista.

El resto del capital, el 53,8% de la compañía que se encontraba en ese momento en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), salió a Bolsa el 3 de abril de 2001, con lo que la privatización de Iberia se culminó.

Más recientemente, en 2002 la compañía se convirtió en una de las pocas grandes aerolíneas internacionales con beneficios (casi 160 millones, el triple que en 2001) en su cuenta de resultados. La entrada en 2003 comenzó, no obstante, con dificultades por el inicio de la guerra en Irak que provocó, en primer lugar, la decisión de retrasar la entrega de tres aviones de la familia Airbus A-320, así como una reducción de capacidad del 4% en el mes de marzo, a la que siguió una medida similar, pero del 5,2%, en el mes de abril.

'Vine para encargarme de la privatización de Iberia y he estado más tiempo del previsto, creo que ha llegado el momento de dejar paso a nuevas personas, con nuevas ideas y nuevo empuje para liderar la nueva etapa y nadie mejor que mi sucesor, Fernando Conte, para llevarlo a cabo', aseguraba ayer Irala en un comunicado de Iberia.

El próximo 12 de junio pasará a engrosar la lista de los 6 presidentes que Iberia ha tenido en los últimos 20 años, Carlos Espinosa de los Monteros (1983-1985), Narciso Andreu (1985-1990), Miguel Aguiló (1990-1993), Javier Salas (1993-1995), Juan Sáez (1995-1996) y Xabier de Irala (1996-2003).

Su sucesor, que será el séptimo de esta época moderna y segundo desde la privatización, tiene a su cargo la difícil labor de recoger el testigo de Irala y de actualizar el Plan Director.

más información en la Página 13 de 5d

La asamblea del Sepla abre una etapa de diálogo con la dirección

La asamblea de los pilotos de Iberia afiliados al Sepla que se celebró ayer en un hotel cercano al aeropuerto de Madrid-Barajas, dio su beneplácito no sólo al relevo en las personas que dirigen la sección sindical, sino, sobre todo, a lo que parece un cambio significativo en la estrategia de confrontación que ha mantenido durante años este colectivo.Los nuevos directivos María Urto y Miguel Ángel de Felipe, encabezados por el nuevo jefe del Sepla, Alfonso Pizarro, explicaron a los reunidos que su línea de actuación se basará en el criterio de 'mantener siempre abiertas vías de diálogo con la empresa'.Este 'cambio de rumbo' no tiene nada que ver con 'una dejación en el mantenimiento de nuestras posturas ni de nuestros intereses', sino en el convencimiento de que 'toda postura o reivindicación debe ser planteada por la vía del diálogo y la negociación'.Los nuevos líderes del sindicato aseguraron a sus compañeros que 'en este momento ninguna de las reivindicaciones de los pilotos tienen fundamento u origen salarial'.Pilotos de Iberia presentes en la asamblea han asegurado que las nuevas tesis que mantiene la dirección del sindicato fueron ampliamente respaldadas por la asamblea. Dichas fuentes señalaron que en el colectivo existe el convencimiento de que el anterior jefe de la sección sindical, Jaime Lacasa, 'se había cerrado todas las puertas sin conseguir ningún beneficio como contrapartida'.En el nuevo clima de acercamiento que parece abrirse entre los tripulantes y la compañía, la dirección de operaciones ha realizado gestos de conciliación retirando algunos de los múltiples expedientes a pilotos que se ha abierto recientemente.Los nuevos líderes han mantenido conversaciones preliminares con la dirección, pero han preferido esperar a la celebración de la asamblea para formalizar los contactos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_